¿Hay que in­ter­ve­nir?

Ser Padres - - informe ser padres -

El pro­ble­ma de es­ta de­man­da ex­ce­si­va por par­te de los hi­jos es que mu­chas ve­ces los pa­dres la sa­tis­fa­cen tra­tan­do de evi­tar cual­quier ma­les­tar que pue­dan ex­pe­ri­men­tar. Es­to ha­ce que los ni­ños apren­dan que sus pa­dres les van a re­sol­ver to­dos sus pro­ble­mas, no per­mi­tien­do que ellos desa­rro­llen sus pro­pios re­cur­sos per­so­na­les, sean más au­tó­no­mos y con ello se sien­tan más com­pe­ten­tes y mu­cho más ca­pa­ces.

Es­to no quie­re de­cir que los ni­ños ten­gan que en­fren­tar­se siem­pre so­los a los re­tos y di­fi­cul­ta­des que pue­dan te­ner. Los pa­dres tie­nen que ser­vir­les de guía y apo­yo en to­do mo­men­to y va­lo­rar si pue­den ha­cer­lo so­los. Sin em­bar­go, es ade­cua­do que se sien­tan acom­pa­ña­dos en es­te pro­ce­so de apren­di­za­je, pe­ro que ellos va­yan po­nien­do en prác­ti­ca sus pro­pias es­tra­te­gias pa­ra au­men­tar la sen­sa­ción de au­to­efi­ca­cia y es­to tam­bién me­jo­re su au­to­es­ti­ma.

Sara Olano Psi­có­lo­ga Educ-at (Ma­drid)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.