Ras­gos del ni­ño en ca­da eta­pa de desa­rro­llo

Ser Padres - - Comprender Mejor -

La eta­pa evo­lu­ti­va en los ni­ños es fun­da­men­tal. Por ello, en mi li­bro, La dan­za de las emo­cio­nes fa­mi­lia­res, de­di­co un ca­pí­tu­lo de las eta­pas evo­lu­ti­vas emo­cio­na­les. Ex­pli­co cuá­les son, qué di­ná­mi­cas o ejer­ci­cios pue­den ayu­dar al desa­rro­llo del ni­ño y la ni­ña, y qué men­sa­jes ne­ce­si­ta es­cu­char del adul­to pa­ra po­der cre­cer de ma­ne­ra sa­lu­da­ble y fe­liz. Hay mu­cho des­co­no­ci­mien­to de las eta­pas evo­lu­ti­vas del ni­ño. Con­duc­tas que con fre­cuen­cia ha­ce que mu­chas fa­mi­lias ven­gan a con­sul­ta, por ejem­plo, que el ni­ño mien­te mu­cho, o que son muy egoís­tas, o que no pa­ra quie­to, en oca­sio­nes son pro­pias de la evo­lu­ti­va del ni­ño. Has­ta los 2 años: pe­rio­do más de fu­sión, de co­ne­xión en­tre el pro­ge­ni­tor pri­ma­rio, en­tre la ma­dre y el ni­ño. Ape­go y co­ne­xión más di­rec­ta en­tre am­bos.

De los 32 me­ses has­ta los 6 años: in­de­pen­den­cia mo­tó­ri­ca. Eta­pa en la que se po­ne en jue­go el ape­go se­gu­ro. El ni­ño se va dis­tan­cian­do, va ex­plo­ran­do to­do y el adul­to de­be per­mi­tír­se­lo, dán­do­le se­gu­ri­dad pe­ro sin que se ex­pon­ga a ries­gos.

A par­tir de los 6: tie­ne su per­so­na­li­dad. Va crean­do su iden­ti­dad, sa­ber quién soy y có­mo soy.

Has­ta los 10 años: se le em­pie­za a dar im­por­tan­cia a los igua­les. Sus re­fe­ren­tes son igua­les.

A par­tir de los 10 años: tie­ne ya los ras­gos de preado­les­cen­cia.

A par­tir de los 12 años: apa­re­cen cam­bios fi­sio­ló­gi­cos y hor­mo­na­les. Es fun­da­men­tal que el adul­to si­ga dan­do esa se­gu­ri­dad y ese acom­pa­ña­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.