Sa­mo­ye­dos fa­mily

Ser Padres - - Sumario -

Los pe­rros de la eter­na son­ri­sa

Ca­da vez más ex­per­tos re­co­mien­dan criar a nues­tros hi­jos con una mas­co­ta cer­ca. Y si esa mas­co­ta es un pe­rro sa­mo­ye­do, los be­ne­fi­cios se mul­ti­pli­can. Dan y ne­ce­si­tan ca­ri­ño a par­tes igua­les y se con­vier­ten en los me­jo­res ami­gos de los más pe­que­ños.

Alia­dos per­fec­tos pa­ra los ni­ños

Con un ca­rác­ter es­pe­cial­men­te so­cia­ble y ale­gre, los sa­mo­ye­dos dis­fru­tan ju­gan­do y re­ga­lan­do ca­ri­ño. Son al­go así co­mo enor­mes pe­lu­ches blan­cos en los que se ac­ti­va su ins­tin­to de pas­to­reo al es­tar con los más pe­que­ños. Por eso, son los alia­dos per­fec­tos en la crian­za de los ni­ños.

Fue el ca­so de Iván, pa­ra quien aho­ra Ki­mi se ha con­ver­ti­do en im­pres­cin­di­ble a la ho­ra de criar a su hi­jo Miguel, de dos años. Tras pen­sar que no po­drían te­ner hi­jos, de­ci­dió jun­to a su mu­jer ha­cer­se con Ki­mi. La sor­pre­sa lle­gó a los dos años, cuan­do lle­gó al mun­do Miguel. “Nos ha ayu­da­do a criar­lo, ha es­ta­do a su la­do en sus pri­me­ros pa­sos cuan­do apren­dió a an­dar pa­ra que no se ca­ye­ra y se han vuel­to in­se­pa­ra­bles. Es el me­jor com­pa­ñe­ro de vi­da que pue­de te­ner”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.