Co­lo­car la ta­bla en un lu­gar bien vi­si­ble

Ser Padres - - 2-3 Años -

Por ejem­plo, en la pa­red de la co­ci­na o en el sa­lón y, si nos «cu­rra­mos» el di­se­ño, los ni­ños es­ta­rán más mo­ti­va­dos.

■¿Có­mo? Pues po­nién­do­la en la ne­ve­ra con ima­nes lla­ma­ti­vos en vez de pe­ga­ti­nas, ha­cien­do di­bu­jos con su per­so­na­je fa­vo­ri­to... Mu­cho me­jor si en la ta­bla se usan imá­ge­nes en vez de pa­la­bras: por ejem­plo, pe­ga­ti­nas de ca­ri­tas son­rien­tes o fo­tos. Si lo que que­re­mos es que pi­da ir al ba­ño, po­de­mos

po­ner un di­bu­jo de un inodo­ro o una fo­to del pe­que sen­ta­do en su ori­nal.

En ca­sa de Lui­sa fue­ron más allá. Al la­do de la ta­bla de los pe­ques, los adul­tos co­lo­ca­ron otras pa­ra ellos: pa­pá re­ci­bía pre­mios por ca­da día que pa­sa­ra sin fu­mar y ma­má por las ho­ras que es­ta­ba sin mi­rar el mó­vil. Así los ni­ños aprendieron que pa­pá y ma­má tam­bién se es­fuer­zan. Los ni­ños ter­mi­na­ron mi­ran­do la ta­bla to­dos los días y rién­do­se de las ve­ces que sus pa­dres ha­cían las co­sas no del to­do bien. Los pre­mios fue­ron sa­li­das en fa­mi­lia que el ga­na­dor ele­gía: un par­que especial, una vi­si­ta a los pri­mos...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.