LÍBIDO: VA Y VIE­NE

Ser Padres - - Embarazo -

Des­de el pri­mer día te des­con­cer­ta­rá las subidas y ba­ja­das de tu líbido: ha­brá días que no ha­gas más que pen­sar en las re­la­cio­nes se­xua­les y otros que la día les pro­duz­ca re­cha­zo. Es nor­mal y de­be­rías ha­blar­lo con tu pa­re­ja pa­ra que no sien­ta que es él el que es­tá pro­vo­can­do es­ta si­tua­ción. Las re­la­cio­nes se­xua­les no es­tán des­acon­se­ja­das du­ran­te el em­ba­ra­zo sal­vo in­di­cia­ción es­pe­cí­fi­ca del gi­ne­có­lo­go, aun­que a me­di­da que avan­cen las se­ma­nas de­be­réis ir en­con­tran­do las pos­tu­ras que te per­mi­tan se­guir es­tan­do có­mo­da. Du­ran­te las pri­me­ras se­ma­nas, ade­más, los ór­ga­nos de la pel­vis es­tán me­jor irri­ga­dos, lo que es bueno pa­ra el de­seo y pa­ra que mu­chas mu­je­res lle­guen más fá­cil­men­te al or­gas­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.