Ce­sá­rea y par­tos ge­me­la­res

Ser Padres - - Posparto -

La for­ma de dar a luz no al­te­ra la subida, lo im­por­tan­te es la prác­ti­ca de la lac­tan­cia. Lo más im­por­tan­te es po­ner al re­cién na­ci­do al pe­cho cuan­to an­tes. Por eso, en ca­so de ce­sá­rea, la IHAN re­co­mien­da ama­man­tar­le en el mis­mo qui­ró­fano. Des­pués, la ma­dre pue­de des­can­sar y an­tes de que pa­sen seis ho­ras vol­ver a dar­le el pe­cho o ex­traer­se el ca­los­tro a mano si no pue­de es­tar con él.

Tras un par­to múl­ti­ple, nor­mal­men­te hay ca­los­tro pa­ra los dos her­ma­nos, pe­ro en al­gu­nos hos­pi­ta­les les dan un su­ple­men­to los pri­me­ros días. En es­tos ca­sos, la IHAN acon­se­ja ofre­cer­les la le­che de fór­mu­la (só­lo si es ne­ce­sa­rio) con una je­rin­gui­lla, nun­ca en bi­be­rón, ya que si un re­cién na­ci­do úni­ca­men­te co­no­ce el bi­be­rón, lue­go no se en­gan­cha­rá al pe­cho o suc­cio­na­rá mal. Aun­que sue­le ha­ber su­fi­cien­te ca­los­tro, ama­man­tar­les só­lo con es­ta pri­me­ra le­che de­pen­de­rá mu­cho de la ma­dre, ya que los pri­me­ros días los pe­que­ños es­tán cons­tan­te­men­te al pe­cho, pues­to que son dos y hay po­co ca­los­tro. Pe­ro si se quie­re, se pue­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.