¿Cuán­do se su­fre más?

Ser Padres - - 1-6 Años -

Aun­que ha­ga pa­sar­lo muy mal y pro­vo­que nu­me­ro­sas mo­les­tias en el cuer­po, el po­len es, real­men­te, un ene­mi­go mi­cros­có­pi­co que en de­ter­mi­na­das épo­cas del año se con­vier­te en el que­bra­de­ro de ca­be­za nú­me­ro uno pa­ra mu­chas fa­mi­lias.

Pri­ma­ve­ra y ve­rano

Las dos es­ta­cio­nes más di­fí­ci­les en cuan­to a la aler­gia al po­len son la pri­ma­ve­ra y el ve­rano. La can­ti­dad de po­len del am­bien­te va a de­pen­der en ca­da si­tio con­cre­to de fac­to­res cli­má­ti­cos y geo­grá­fi­cos. Tam­bién de la llu­via, que arras­tra el po­len y lo eli­mi­na de la at­mós­fe­ra. En ciu­da­des y en en­tor­nos muy con­ta­mi­na­dos, la in­ci­den­cia de po­len tam­bién es ma­yor que en am­bien­tes con el ai­re más lim­pio y me­nos po­lu­ción.

Las gra­mí­neas, a la ca­be­za

En Es­pa­ña, el po­len que pue­de en­con­trar­se en ma­yor can­ti­dad es el de las gra­mí­neas. Por zo­nas geo­grá­fi­cas, en An­da­lu­cía des­ta­ca el po­len del oli­vo y en el Le­van­te me­di­te­rrá­neo el más co­mún es el de la sal­so­la.

Otros me­nos im­por­tan­tes

Aun­que tam­bién pue­den pro­du­cir pi­cos de al­ta po­li­ni­za­ción, otros pó­le­nes son me­nos im­por­tan­tes des­de el pun­to de vis­ta aler­gé­ni­co, ya que su pe­rio­do de po­li­ni­za­ción es más cor­to. En es­te gru­po es­tán el ci­prés, el plá­tano de som­bra y otros ár­bo­les que son pro­pios de ciu­da­des y de zo­nas re­si­den­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.