Can­sa­da to­do el día

Ser Padres - - Posparto -

El be­bé tie­ne su pro­pio ho­ra­rio, to­tal­men­te di­fe­ren­te al de los adul­tos. Duer­me la ma­yor par­te del día pe­ro sus ci­clos son cor­tos, se des­pier­ta con fre­cuen­cia y co­me mu­chas ve­ces por­que es­tá cre­cien­do muy rá­pi­do. Por eso te pue­de pa­re­cer que no duer­me y que es­tás las 24 ho­ras aten­dién­do­le. Tras el par­to y con es­te nue­vo rit­mo de vi­da es­tás can­sa­da siem­pre. Lo me­jor es adap­tar­se to­tal­men­te a los ho­ra­rios del be­bé y descansar cuan­do él duer­ma. Tam­bién se de­ben es­ta­ble­cer unas pau­tas pa­ra com­par­tir las ta­reas y las res­pon­sa­bi­li­da­des fa­mi­lia­res. que otro ha­ga la co­mi­da, va­ya a la com­pra o lim­pie, Por la no­che, si tie­nes al be­bé cer­ca, pue­des ali­men­tar­lo, aca­ri­ciar­le pa­ra que se vuel­va a dor­mir, apro­ve­chan­do así el tiem­po má­xi­mo pa­ra el des­can­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.