Con­sul­to­rio

No le pa­sa na­da ma­lo, ni ha te­ni­do pe­sa­di­llas ni tam­po­co te odia. Tu be­bé es­tá apren­dien­do có­mo se duer­me y te es­tá des­per­tan­do pa­ra que le ayu­des.

Ser Padres - - Sumario - Por Vicky Ba­nio­kou

Se des­pier­ta mu­chas ve­ces.

Has­ta que los pe­que­ños cum­plan su pri­mer añi­to de vi­da, ser pa­dre no es sen­ci­llo. Son in­fi­ni­tas las co­sas que hay que ha­cer pa­ra el cui­da­do del be­bé y pa­ra se­guir ade­lan­te con la vi­da adul­ta. Lo úni­co que pi­den al­gu­nos pa­pás es te­ner -al me­nos- un buen des­can­so por las no­ches. Pe­ro ¿por qué pa­re­ce que tu hi­jo te quie­re fas­ti­diar des­per­tán­do­se ca­da tan­to re­cla­man­do tu aten­ción?

¿Por qué es­tá tan in­tran­qui­lo?

El pro­ble­ma es que co­mo to­da­vía no pue­den ha­blar, les po­ne­mos a dor­mir a la ho­ra que no­so­tros con­si­de­ra­mos más con­ve­nien­te o a la que es­ta­dís­ti­ca­men­te se sue­len dor­mir los ni­ños. Lo nor­mal es que to­dos, in­clui­dos los be­bés, ten­ga­mos en­tre cin­co y cua­tro des­per­ta­res por la no­che. No­so­tros, que ya te­ne­mos la prác­ti­ca apren­di­da, vol­ve­mos a dor­mir so­los, pe­ro los ni­ños no sa­ben có­mo con­ci­liar el sue­ño y por eso pi­den tu ayu­da... llo­ran­do.

¿Cuán­do apren­den a dor­mir?

En prin­ci­pio, no hay una edad con­cre­ta en la que de­ben dor­mir de un ti­rón. En un re­cién na­ci­do se con­si­de­ra nor­mal unas cin­co ho­ras de sue­ño se­gui­das, pe­ro muy po­cos lo ha­cen por­que sus ne­ce­si­da­des nu­tri­cio­na­les se tie­nen que cu­brir apro­xi­ma­da­men­te ca­da dos ho­ras. Otro obs­tácu­lo es que los be­bés no sa­ben di­fe­ren­ciar el día de la no­che y has­ta los dos me­ses sue­len dor­mir no más de unas 16 ho­ras, tiem­po que lo re­par­ten equi­ta­ti­va­men­te en­tre las 24 ho­ras del día. Por eso, se le pue­den es­ta­ble­cer ru­ti­nas de sue­ño una vez que su rit­mo cir­ca­diano se re­gu­le y su sis­te­ma neu­ro­ló­gi­co ma­du­re un po­co más -al­re­de­dor de los dos me­ses. In­ten­ta dar­le de ma­mar o cal­mar­le an­tes de dor­mir, ayu­da­rá a pro­lon­gar su sue­ño noc­turno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.