Con­se­jos pa­ra ali­viar las mo­les­tias Ca­lam­bres en las pier­nas

Ser Padres - - Gestación -

Son con­se­cuen­cia de una con­trac­ción es­pas­mó­di­ca, in­vo­lun­ta­ria, dolorosa y po­co du­ra­de­ra de cier­tos múscu­los. Se pro­du­cen por un des­equi­li­brio de elec­tro­li­tos, es­pe­cial­men­te de po­ta­sio y mag­ne­sio. Si apa­re­cen, estira la pier­na y di­ri­ge la pun­ta del pie ha­cia la ro­di­lla.

Ma­reos

Sue­len de­ber­se a una re­pen­ti­na y mo­men­tá­nea dis­mi­nu­ción del rie­go san­guí­neo en el ce­re­bro.

Pa­ra pre­ve­nir­los: acos­túm­bra­te a le­van­tar­te des­pa­cio y evi­ta per­ma­ne­cer en es­pa­cios ce­rra­dos o muy ca­lu­ro­sos. Si ocu­rre: túm­ba­te con las pier­nas en al­to y afló­ja­te la ro­pa que te pue­da opri­mir.

✔Do­lor lum­bar

La co­lum­na so­por­ta mu­cho más pe­so de lo ha­bi­tual a me­di­da que cre­ce la tri­pa y ha de ir cam­bian­do pro­gre­si­va­men­te su cen­tro de gra­ve­dad y, por tan­to, sus cur­vas pa­ra adap­tar­se.

Pa­ra pre­ve­nir­lo: lo ideal es que los múscu­los ab­do­mi­na­les es­tén fuer­tes ya de an­tes. Si no es así, pue­des to­ni­fi­car­los con ejer­ci­cios sua­ves y es­ti­ra­mien­tos de co­lum­na. Los ejer­ci­cios que se apren­den en las cla­ses con la ma­tro­na, los que se ha­cen en el agua y el Pi­la­tes pa­ra em­ba­ra­za­das ayu­dan a man­te­ner la es­pal­da sa­na.

In­som­nio

Al­gu­nas em­ba­ra­za­das tie­nen mu­cho sue­ño, sin em­bar­go a otras les cues­ta mu­cho dor­mir, so­bre to­do al fi­nal.

Pa­ra pre­ve­nir­lo: te pue­de ayu­dar ha­cer al­go de ejer­ci­cio, pa­sar tiem­po al ai­re li­bre, prac­ti­car al­gu­na téc­ni­ca de re­la­ja­ción y, so­bre to­do, com­par­tir los mie­dos o preocupaci­ones que pue­des te­ner por el em­ba­ra­zo y el par­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.