5 Pre­gun­tas y res­pues­tas so­bre el cui­da­do de la piel del be­bé

Ser Padres - - Laboral -

1 ¿Qué PH de­ben te­ner los pro­duc­tos pa­ra be­bés?

La piel del be­bé es muy vul­ne­ra­ble ya que ca­re­ce de me­ca­nis­mos de protección que se van desa­rro­llan­do po­co des­pués, co­mo el man­to áci­do. El man­to áci­do crea una ba­rre­ra pro­tec­to­ra con el ex­te­rior evi­tan­do pa­tó­ge­nos, agen­tes irri­tan­tes y la des­hi­dra­ta­ción. Du­ran­te las 5 pri­me­ras se­ma­nas de vi­da el PH del be­bé es­tá so­bre el 6.5 y el man­to áci­do fa­vo­re­ce que el PH sea del 5.5, que es la con­di­ción per­fec­ta de una piel sana a lo lar­go de nues­tra vi­da. Por ello es fun­da­men­tal usar pro­duc­tos ade­cua­dos que cui­den la piel del be­bé y fa­vo­rez­can el desa­rro­llo del man­to áci­do y no pro­duc­tos con PH neu­tro o PH 7.

2 ¿Es cier­to que cuán­ta más espuma ha­gan los ge­les y el cham­pú, mejor?

¡Ro­tun­da­men­te, no! Te­ne­mos la fal­sa creen­cia de que la espuma abun­dan­te es un in­di­ca­dor de que el pro­duc­to apor­ta gran lim­pie­za, pe­ro real­men­te la espuma no tie­ne nin­gu­na pro­pie­dad que ase­gu­re que lim­pie más, sino que es­tos pro­duc­tos con­tie­nen más in­gre­dien­tes y adi­ti­vos es­pu­man­tes co­mo los ten­soac­ti­vos y den­tro de és­tos los más co­mu­nes sue­len ser los sul­fa­tos. Los pro­duc­tos con ten­soac­ti­vos fuer­tes tien­den a eli­mi­nar no so­lo la su­cie­dad, sino todo lo que se en­cuen­tra en la piel co­mo la gra­sa pro­tec­to­ra y los acei­tes na­tu­ra­les que ayu­dan a man­te­ner la piel sa­lu­da­ble y pro­te­ger­se de los agen­tes ex­ter­nos.

3 ¿Son bue­nos los pro­duc­tos que no “pican en los ojos”?

Al­gu­nos pro­duc­tos de hi­gie­ne tie­nen sus­tan­cias que fun­cio­nan co­mo in­hi­bi­do­res de lá­gri­mas, es de­cir, cuan­do en­tran en el ojo su “mi­sión” es que no se pro­duz­ca la au­to­lim­pie­za na­tu­ral con lá­gri­mas. Real­men­te, el pro­duc­to si­gue pi­can­do en el ojo pe­ro al no producir lá­gri­mas que fa­vo­rez­can su lim­pie­za na­tu­ral, se po­dría pro­vo­car una mayor irri­ta­ción pos­te­rior. Lo mejor es ba­ñar con cui­da­do al be­bé y acla­rar con agua la zo­na si el pro­duc­to en­tra en con­tac­to con los ojos.

4 ¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne el olor en los pro­duc­tos?

Cuan­to más olor ten­ga un pro­duc­to, quie­re de­cir que más per­fu­me con­tie­ne. Los per­fu­mes sue­len es­tar for­mu­la­dos con sus­tan­cias aler­gé­ni­cas. Por tan­to, los pro­duc­tos con más olor pue­den cau­sar más ries­go de aler­gias en la de­li­ca­da piel del be­bé que aún no es­tá bien pre­pa­ra­da pa­ra pro­te­ger­se de agen­tes ex­ter­nos.

5 ¿Qué es el Po­lie­ti­len­gli­gol (PEG)?

El PEG es­tá for­ma­do por mi­cro­par­tí­cu­las de plás­ti­co pre­sen­tes en la ma­yo­ría de pro­duc­tos de cui­da­do per­so­nal. Estas mi­cro­par­tí­cu­las es­tán com­pues­tas prin­ci­pal­men­te de po­li­eti­leno y po­li­pro­pi­leno, te­ref­ta­la­to de po­li­eti­leno, po­li­me­ta­cri­la­to de me­ti­lo y res­tos de ny­lon. Es­tos com­pues­tos no só­lo da­ñan el me­dio am­bien­te, al ser fil­tra­das por los sis­te­mas de de­pu­ra­ción de aguas, sino que tie­nen gran ca­pa­ci­dad pa­ra pe­ne­trar en la piel que, a lo lar­go del tiem­po, ter­mi­nan acu­mu­lán­do­se en el or­ga­nis­mo.

La mous­se Espuma de la­va­do Sa­no­san es hi­poa­ler­gé­ni­ca y ha si­do pro­ba­da clí­ni­ca­men­te bajo con­trol pe­diá­tri­co pa­ra lim­piar y cui­dar la de­li­ca­da piel del be­bé. No con­tie­ne PEG, parabenos, acei­te de pa­ra­fi­na ni si­li­co­nas y ofrece una tex­tu­ra y cui­da­do sua­ve de la piel de tu be­bé con ex­trac­to de acei­te de oli­va y pro­teí­na de le­che (hi­dro­li­za­da).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.