Atra­gan­ta­mien­tos

Todo lo que de­bes sa­ber pa­ra evi­tar­los.

Ser Padres - - +Salud - Por Mar­ta Ries­go

Los atra­gan­ta­mien­tos su­ce­den con mu­cha más fre­cuen­cia de la que ima­gi­na­mos, es la ter­ce­ra cau­sa de muer­te no na­tu­ral en Es­pa­ña. Y, aun­que es ver­dad que la ma­yo­ría de estas muer­tes se dan en ma­yo­res de 65 años, los ex­per­tos lla­man a te­ner especial cui­da­do con los ni­ños, so­bre todo, los me­no­res de tres años.

Tal y co­mo ex­pli­can desde la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Medicina de Ur­gen­cias y Emer­gen­cias (SEMES), “la obs­truc­ción de la vía aé­rea por un cuer­po ex­tra­ño o atra­gan­ta­mien­to se pro­du­ce cuan­do al­gún ali­men­to u ob­je­to que­da atra­pa­do de for­ma ac­ci­den­tal en las vías res­pi­ra­to­rias, im­pi­dien­do el pa­so de ai­re a los pul­mo­nes y pro­vo­can­do la as­fi­xia”. Y, aun­que ma­yo­ría de las obs­truc­cio­nes son le­ves, ex­pli­can, otras pue­den desem­bo­car en pa­ra­da car­dio­res­pi­ra­to­ria por fal­ta de oxí­geno y producir la muer­te.

■ ¿Cómo pre­ve­nir que tu hi­jo se atra­gan­te?

“La for­ma ideal de abor­dar es­te pro­ble­ma de sa­lud se ba­sa en la en­se­ñan­za a la po­bla­ción de me­di­das de prevención y se­cuen­cia de ac­tua­ción pre­coz an­te un atra­gan­ta­mien­to”, ex­pli­can desde la so­cie­dad.

En el ca­so de los más pe­que­ños, so­bre todo me­no­res de tres años, es fun­da­men­tal man­te­ner fue­ra de su al­can­ce ob­je­tos o ju­gue­tes pe­que­ños. En con­cre­to, es ne­ce­sa­rio te­ner especial aten­ción a ca­ni­cas, cuen­tas, tachuelas, mo­ne­das o globos de lá­tex. En ge­ne­ral, desde es­ta so­cie­dad de mé­di­cos, pi­den que se evi­te todo lo que en­tre por el agu­je­ro de un ro­llo de pa­pel hi­gié­ni­co. Tam­bién hay que evi­tar que los ni­ños ca­mi­nen, co­rran o jue­guen con ali­men­tos o ju­gue­tes en la bo­ca, su­per­vi­sar las horas de la co­mi­da con los ni­ños pe­que­ños y evi­tar en me­no­res de 4 años ali­men­tos que pue­dan atas­car­se en la gar­gan­ta co­mo sal­chi­chas, nue­ces, tro­zos de car­ne, tro­zos de que­so, uvas, dul­ces du­ros o pe­ga­jo­sos y pa­lo­mi­tas de maíz.

Por otro la­do, es importante con­cien­ciar a los her­ma­nos ma­yo­res pa­ra que no den ali­men­tos o ju­gue­tes pe­li­gro­sos a los más pe­que­ños.

■ S.O.S Respira, la App im­pres­cin­di­ble pa­ra evi­tar sus­tos

Pa­ra co­no­cer mejor los ries­gos y sa­ber cómo ac­tuar an­te un po­si­ble atra­gan­ta­mien­to SEMES, jun­to a la Fun­da­ción Map­fre y la Fe­de­ra­ción de Co­ci­ne­ros y Re­pos­te­ros de Es­pa­ña, han desa­rro­lla­do la app gra­tui­ta S.O.S. Respira. En ella se ex­pli­ca, de ma­ne­ra de­ta­lla­da me­dian­te ví­deos tu­to­ria­les im­par­ti­dos por pro­fe­sio­na­les, las me­di­das pa­ra pre­ve­nir los atra­gan­ta­mien­tos así co­mo las ma­nio­bras ne­ce­sa­rias pa­ra ac­tuar de for­ma in­me­dia­ta. En la apli­ca­ción se tra­tan to­dos los ca­sos de obs­truc­ción de las vías res­pi­ra­to­rias, in­clu­so los más gra­ves, y las ma­nio­bras es­pe­cí­fi­cas pa­ra aten­der a lac­tan­tes, em­ba­ra­za­das o per­so­nas con so­bre­pe­so.

Siem­pre es buen mo­men­to pa­ra de­jar de fu­mar pe­ro la lle­ga­da de un hi­jo a tu ho­gar mul­ti­pli­ca es­te de­ber. Aho­ra, el sis­te­ma sa­ni­ta­rio pú­bli­co ha da­do un pa­so al fren­te pa­ra po­nér­te­lo un po­co más fácil al fi­nan­ciar un me­di­ca­men­to con una efi­ca­cia al­ta. Pe­ro la fuer­za de vo­lun­tad si­gue sien­do el ingredient­e más ne­ce­sa­rio pa­ra con­se­guir de­jar es­te hábito. Por eso, jun­to al tra­ta­mien­to, que po­drá re­ce­tár­te­lo el mé­di­co de ca­be­ce­ra, es­ta­rás con­tro­la­da por el sis­te­ma sa­ni­ta­rio du­ran­te un via­je de do­ce se­ma­nas, que es la du­ra­ción de la te­ra­pia. Una vez co­mu­ni­ques al mé­di­co tu vo­lun­tad de de­jar de fu­mar, te re­ce­ta­rá es­te nue­vo me­di­ca­men­to y te pro­pon­drá un ca­len­da­rio de cum­pli­mien­to que el mis­mo pro­fe­sio­nal sa­ni­ta­rio con­tro­la­rá. Eso sí, el me­di­ca­men­to, de mo­men­to, no es­tá in­di­ca­do pa­ra em­ba­ra­za­das y du­ran­te la lac­tan­cia de­be ser va­lo­ra­do por el pro­fe­sio­nal sa­ni­ta­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.