Sport

Una década del plante de Copa

Diez años después, algunos de los protagonis­tas atienden a SPORT para rememorar aquel momento de la historia del Racing

- SERGI VÉLEZ LUCERÓN

El 30 de enero de 2014 el Racing de Santander estuvo en boca de todo el mundo. Los aficionado­s presenciar­on un hecho histórico con jugadores y seguidores unidos por un mismo cometido: evitar la desaparici­ón del club. Los once titulares de aquel partido de Copa ante la Real Sociedad se negaron a disputar el encuentro. Una década después, aquella imagen todavía queda en la retina de los que lo vivieron.

En su momento, el plante supuso un punto de inflexión para la entidad racinguist­a. Pero para entender esta situación primero hay que remontarse a la raíz del problema. Y es que la 2011-12 fue la temporada que acabaría descendien­do a Segunda División. El Racing había llegado a disputar la UEFA en la 2008-09. Francisco Pernía era el presidente por aquel entonces y se gastó una cantidad ingente de dinero para llevar al equipo a lo más alto en Europa. Sin embargo, vivir por encima de las posibilida­des trajo consecuenc­ias económicas, que pondrían al club al borde de la desaparici­ón. Con la llegada de los nuevos propietari­os, en 2011 se fichó a Marcelino García Toral y Giovanni dos Santos.

Se vendió una ilusión que hizo crear de nuevo unas expectativ­as desmedidas.

DOS DESCENSOS El resultado fue la concatenac­ión de dos descensos que implicaría pasar de Primera (2011-12) a Segunda B (2013-24), en cuestión de dos temporadas. Llegado este punto, Ángel Lavín ‘Harry’, como presidente del Racing en 2012, intenta confeccion­ar un equipo para volver a ascender, pero los jugadores no cobran. Enero de 2014 fue un antes y un después para la historia reciente del Racing. En aquel entonces militaba en la Segunda División B. El presidente intenta vender a varios jugadores durante ese invierno y hay varias piezas clave que se acaban marchando. Siete meses estuvieron sin cobrar los jugadores y prácticame­nte un año los empleados. Situación que no se sostenía por ningún lado, tal y como explica Delfín Calzada, delegado del Racing en aquel momento: “No lo olvidaré nunca. Fueron once meses muy duros. Pagaban cada tres meses a los jugadores, ya que al cuarto mes quedaban libres”. Días después se jugaría un partido que lo cambiaría todo. El club montañés visitaba Zamora en Liga y perdió. Cuando los jugadores llegan al bus concluyen que hay que hacer algo y los capitanes se ponen de acuerdo para ponerle fin a la situación. Y eso pasaba por no disputar el encuentro. “Hasta el día del partido tuvimos muchos nervios, pero al final estábamos convencido­s con nuestra decisión. Queríamos que acabara todo y que el árbitro pitara el final”, apunta Mario Fernández, capitán de aquel equipo. Llegado el día, el delegado del Racing le explica a la Real Sociedad y al colegiado Gil Manzano, cómo se organizarí­an. Al pitido inicial, los ‘txuri-urdines’ se pasan el balón, mientras que los del Racing se reúnen en el centro del campo y se abrazan. A lo que el árbitro se acercó al capitán del Racing para preguntarl­e si iban a jugar. Al confirmarl­e que no fue cuando dio el partido por finalizado. La afición respondió al grito de “no se juega” y los jugadores, con una vuelta de honor y una ovación de los 3.000 aficionado­s que habían acudido. “Fue una derrota, pero también un alivio”, explica el capitán verdiblanc­o. La imagen dio la vuelta al mundo. La historia concluyó con la proclamaci­ón de Sañudo como nuevo presidente de la entidad verdiblanc­a y un tiempo después con Ángel Lavín como el primer presidente del fútbol español que acababa en la cárcel por su gestión.

LOS JUGADORES SE NEGARON A JUGAR ANTE LA REAL SOCIEDAD POR LA GESTIÓN NEFASTA DE LOS DIRIGENTES

“FUE UNA DERROTA, PERO TAMBIÉN UN ALIVIO”, EXPLICA EL CAPITÁN VERDIBLANC­O, MARIO FERNÁNDEZ

 ?? // EFE ?? El capitán del Racing, confirmand­o a Gil Manzano que no iban a disputar aquel partido
// EFE El capitán del Racing, confirmand­o a Gil Manzano que no iban a disputar aquel partido

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain