Sport

“Más que un sueño, la F1 es ya un objetivo”

Pepe Martí (Barcelona, 2005) es ahora mismo el piloto con más proyección de la cantera española en monoplazas. Tutelado por Fernando Alonso, Red Bull ha puesto sus ojos en él y le ha reclutado para la F2

- LAURA LÓPEZ ALBIAC

Después de demostrar su talento en la Fórmula 3, a la que llegó con solo 16 años, logrando triunfos de prestigio en Bahrein, Mónaco y Barcelona, Pepe Martí ha conseguido que Red Bull apueste por él y le incluya en su programa júnior. Este año dará el salto a la Fórmula 2 con Campos Racing y los colores de la escudería campeona de F1.

¿Qué piloto fue su inspiració­n?

Mis primeros años viendo F1 fueron los años de Alonso en Ferrari. Siempre nos daba alegrías. Crecí con el ídolo español que era Fernando, igual que es ahora. Para mí era y es un referente.

Ha pasado de admirar a Alonso a trabajar con él. ¿Cómo es en las distancias cortas?

Pues es una persona muy normal. Primero, es súper inteligent­e. Y tiene cualidades muy claras y una manera de ser que como piloto lo hacen excepciona­l.

De sus consejos, ¿cuál es el que más le ha funcionado?

Hay una cosa que me dijo ya hace mucho tiempo y es que, básicament­e, siempre tienes que sacar el máximo en cada situación. Independie­ntemente de si estás peleando por ser el 15, el 20, el 10 o el primero... Hay que buscar siempre el máximo rendimient­o del coche. Si estás para ser sexto y el de delante comete un error, hay que hacer quinto. Es su mentalidad y eso me ha quedado grabado.

¿Qué pensó cuando le dijeron por primera vez que Red Bull estaba interesado en ficharle?

Me enteré en Barcelona, cuando gané el gran premio el año pasado. Me lo susurraron al oído justo cuando iba a subir al podio. Mi equipo me comentó que iba a tener una reunión con Helmut Marko.

¿Cómo se sintió?

Red Bull es un gran equipo y yo acababa de ganar, fue un momento de euforia, una explosión de emociones. Fue el fin de semana perfecto,

Estando en Red Bull ves la F1 muy cerca, casi a tocar, pero también puede ser una trampa

Crecí viendo a Alonso en Ferrari. Era y es mi referente. Una persona inteligent­e y un piloto excepciona­l Fernando me ha inculcado que hay que sacar el máximo del coche en cada situación. Es su mentalidad y eso me ha quedado grabado

con pole, vuelta rápida y victoria después de liderar todas las vueltas. Y la guinda, la reunión con el doctor Marko. Memorable.

¿Impone tanto como parece Helmut Marko?

Impone, no lo voy a negar, pero ahora es mi jefe y le respeto muchísimo. Es una personalid­ad muy importante en el paddock y por mucho que la gente diga o critique, ha tenido un éxito rotundo en su labor de llevar pilotos a la Fórmula 1. Un gran porcentaje de los pilotos que hay en la actual parrilla han salido de la Academia Red Bull. Es admirable. A mí me ha dado la oportunida­d y lo daré todo por tratar de responder a su confianza.

¿Cómo fue llegar por primera vez a Milton Keynes?

Te sientes especial cuando cruzas esas puertas sabiendo que formas parte de esa familia. Ves las vitrinas y todos aquellos trofeos que salían en los documental­es de la tele y piensas !ostras! y ahora estoy aquí. Es un sueño. Cada vez que voy allí para probar en el simulador me doy cuenta de que todo el personal tiene una disposició­n al cien por cien para que el coche gane.

Es muy joven pero lleva ya muchos años con la presión de la competició­n y la disciplina de los entrenamie­ntos. ¿Ha tenido que madurar más rápido que los chicos de su generación? Sí, pero no solo yo, eso le ocurre a todos los deportista­s. Si quieres ganar, si lo tienes claro, tienes que centrarte al máximo y lo antes posible. Es como con los idiomas, cuanto más joven empiezas, más fácil es aprender. El deporte de élite exige mucho sacrificio y disciplina. ¿Sigue con sus estudios?

He tenido que aparcarlos. El año pasado logré sacarme el bachillera­to y la selectivid­ad compitiend­o por el campeonato de F3 y fue una locura, estudiando en los aviones y en los hoteles. Además soy muy autocrític­o y siempre me ha gustado sacar buenas notas, pero de repente empecé a tener que conformarm­e con un cinco y estaba siempre enfadado. Estoy en un momento muy decisivo a nivel profesiona­l y tiene mucho más sentido ir la universida­d dentro de unos años.

¿Cree que en España hay suficiente apoyo para los jóvenes pilotos?

En mi caso tengo la suerte de que mi familia me ha podido ayudar hasta donde estoy, pero sin el apoyo de Red Bull no hubiera podido correr la Fórmula 2. Lo más probable es que hubiera ido en otra dirección. Y Red Bull no es una compañía española, en España es muy difícil encontrar patrocinad­ores. Se entiende que las marcas quieran estar en un equipo de F1 pagando un 600% más que en F2. Las categorías antesala son difíciles a nivel de visualizac­ión. Pero para el piloto que está buscando espónsors es bastante frustrante.

Parece que para invertir en grandes premios sí hay interés de las marcas. ¿Qué opina de la apuesta de Madrid por la F1?

Creo que el tema de dónde corremos hoy día es un asunto político, económico y geográfico. Hay muchos factores que pueden hacer que la F1 se incline por un escenario u otro. Alemania, por ejemplo, ya no tiene gran premio y antiguamen­te era una de las sedes más importante­s . No quiero pensar que haya una rivalidad entre Madrid y Barcelona. Y si por mí fuera, ojalá hubiera dos carreras en España.

¿Cómo va la adaptación al F2? He tenido poco tiempo para acostumbra­rme y es difícil sacar conclusion­es. Es un coche diferente, pesa mucho, es muy rápido en recta y muy lento en el paso por curva. Pasas de un coche suave, el F3, que lo puedes poner donde quieres, a otro muy sensible. Cualquier cambio en la conducción tiene una consecuenc­ia muy grande, para bien o para mal. Cuesta entender cómo sacar beneficio. Queda trabajo.

Su trayectori­a ha sido fulgurante. Una vez en Red Bull, ¿empieza a pensar que el sueño de ser piloto de F1 está más cerca?

No deja de ser un sueño, pero ahora ya es un objetivo. El primer reto es ganar la Fórmula 2, si no este año, el siguiente. En Red Bull, si les demuestras que lo puedes hacer bien, te dan la oportunida­d. Se aprecia mucho tener ese confort de saber que si hago las cosas como tocan, tendré una recompensa.

¿No es un arma de doble filo?

Estoy en el mejor lugar para ir adelante y para intentar escalar hasta la Fórmula 1. Lo ves muy cerca, casi a tocar, pero igual que te da mucha confianza, también puede ser una trampa. Hay más presión, te exiges mucho a ti mismo. Habrá que encontrar el equilibrio entre esforzarse y disfrutar del camino.

 ?? //JAVI FERRÁNDIZ ?? Pepe Martí visitó las instalacio­nes de SPORT antes de iniciar su primera temporada con Campos Racing y Red Bul en la Fórmula 2
//JAVI FERRÁNDIZ Pepe Martí visitó las instalacio­nes de SPORT antes de iniciar su primera temporada con Campos Racing y Red Bul en la Fórmula 2
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain