Sport

Una gran venta antes de la Eurocopa

- LLUÍS MIGUELSANZ

La temporada está a punto de finalizar y ahora todas las miradas se centran en los despachos, donde la dirección deportiva va a tener un verano muy complicado. Tanto Deco como Xavi y la directiva tienen clarísimo que se debe fichar mucho y bien para poder relanzar el proyecto y competir en Europa con todas las de la ley. La sensación es que la plantilla puede dar mucho más de sí, pero también que se necesitan fichajes diferencia­les sobre todo en dos posiciones: la del pivote y el extremo zurdo. Los nombres están claros pero no hay dinero y lo más difícil será conseguir una venta millonaria antes de la Eurocopa. Sin este movimiento, el Barça lo va a pasar muy mal y el tiempo corre con mucha competenci­a sobre los objetivos deseados. La idea es lograr un ingreso de cien millones de euros en cuestión de un mes para abordar las llegadas de

Kimmich (Bayern) y Nico Williams (Athletic), las dos operacione­s preferidas y que avanzan de forma correcta a la espera del dinero necesario. Y en ello Deco está poniendo los cinco sentidos desde hace algunas semanas.

Para Deco es importantí­simo mantener a los titulares indiscutib­les. Su primera idea era dar salida a algunos futbolista­s con menos protagonis­mo pero hay un problema: ni llegan ofertas importante­s por ellos ni estos jugadores se quieren ir del Barça. La lista es larga pero si no se logra revertir esta situación, Deco se verá obligado a vender a uno de los incuestion­ables. No es lo mejor, pero parece que este año será inevitable.

En esta lista hay claramente cuatro futbolista­s: Araujo, Frenkie de Jong, Raphinha y Lewandowsk­i. Los tres últimos ya han dejado claro al club su deseo de no moverse y, salvo sorpresa mayúscula, seguirán en la plantilla. Frenkie y Lewandowsk­i generarían mucho límite salarial, mientras que Raphinha podría asegurar una venta de más de 70 millones de euros. En el Barça lo saben, lo han analizado pero no se ha forzado a nadie para obligar a que den el paso. Y parece que tampoco lo harán salvo que todo se complique y el mercado quede paralizado. Parece que el único que sí podría abrir las puertas es Araujo, con Manchester United y Bayern al acecho. Un traspaso que podría generar 80 millones de euros aunque se perdería al mejor marcador del equipo. No es lo que quiere el Barça, pero hoy por hoy parece que es la vía que va cogiendo más peso. Paralelame­nte, Deco está trabajando mucho con el mercado de Arabia Saudí. Hay dos equipos que han visitado Barcelona recienteme­nte y se ha hablado de descartes, con Ansu Fati como máximo exponente. Hay dinero fresco que podría ayudar mucho y operacione­s que se están trabajando y pueden salir. Incluso, con algún jugador de la cantera. La lista de ventas puede ser alta.

Deco necesita ingresar en un mes para poder activar dos fichajes clave: pivote y extremo

 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain