No hay ca­sos per­di­dos. De se­den­ta­rio y obe­so a triatle­ta fe­liz que sue­ña con ha­cer un Iron­man.

Sportlife - - PERDER PESO - 32 años, Va­len­cia, 65 ki­los De 163 a 98 ki­los en 18 me­ses Di­se­ña­dor grá­fi­co Al­tu­ra: 182 cm/Pe­so ac­tual: 98 Kg IMC: 29.6 Ta­lla: De la 5XL a la L y de la 66 a la 48 Por­cen­ta­je de gra­sa: 18,9%

“Mi vi­da ha­ce un año y me­dio se re­su­mía bá­si­ca­men­te en 8 ho­ras sen­ta­do fren­te a un or­de­na­dor y vol­ver a ca­sa. Un día ju­gan­do con mi hi­jo Pa­blo de 3 años me cos­tó le­van­tar­me del sue­lo. No­té que me fa­ti­ga­ba y me do­lía el pe­cho y la es­pal­da. Pa­blo me pre­gun­to si me en­con­tra­ba bien ¡Ca­ray, tan pe­que­ño y ya preo­cu­pa­do por mi sa­lud! No era jus­to, mi fa­mi­lia se me­re­cía la me­jor ‘ver­sión de mi’. En una re­vi­sión mé­di­ca del tra­ba­jo me di­je­ron que pa­de­cía obe­si­dad mór­bi­da, y que si no era con una re­duc­ción de es­tó­ma­go o un by­pass gás­tri­co era di­fí­cil­men­te re­ver­si­ble. To­do ha­cía pen­sar que ti­rar la toa­lla era lo más fac­ti­ble, pe­ro no pen­sa­ba ren­dir­me sin in­ten­tar­lo. Em­pe­cé por re­gu­lar lo que co­mía en las ce­nas y cui­dar un po­co más la ali­men­ta­ción. ¡Só­lo con ese cam­bio ya se em­pe­cé a no­tar al­go! El si­guien­te pa­so fue apun­tar­me a un gim­na­sio. Cuan­do ce­rró en agos­to, me com­pré una bi­ci de se­gun­da mano y sa­lí a ha­cer 20 km, 2 ve­ces al día. El pe­so iba ba­jan­do, veía re­sul­ta­dos y es­ta­ba mo­ti­va­do. Una ma­ña­na me di­je: ¿Se­ré ca­paz de co­rrer 3 km? Pues ese día co­rrí mis pri­me­ros 4 km. La sa­tis­fac­ción era tan gran­de que me ol­vi­dé del do­lor de ro­di­llas. Des­pués co­rrí 6-7 km a 5 min/km. Vi un anun­cio en Fa­ce­book de una ca­rre­ra noc­tur­na de 7 km y con mu­cho va­lor y más ver­güen­za me ins­cri­bí a ver qué pa­sa­ba. Mis rit­mos eran de pe­na, pe­ro ese día me sen­tí muy muy gran­de, y al pa­sar por la me­ta ya me ha­bía pi­ca­do el bi­cho. ¡Y ben­di­to bi­cho! Cuan­do Pa­blo vol­vió al co­le, el pro­fe­sor les pi­dió que di­bu­ja­ran al­go que les hu­bie­ra gus­ta­do de sus va­ca­cio­nes y me di­bu­jó a mí en esa ca­rre­ra. ¿Có­mo no se­guir en­tre­nan­do? ¡Mi hi­jo pre­su­mía de su pa­pá! Una ma­ña­na me pre­gun­té si se­ría ca­paz de ha­cer eso que ha­cen los tíos que na­dan, van en bi­ci y co­rren en el mis­mo de­por­te. Pues bien, es­te año y con 65 Kg me­nos, he he­cho 3 triatlo­nes. ¡Y se­gui­ré en­tre­na­do pa­ra el año que vie­ne con­ti­nuar con MI NUE­VO ES­TI­LO DE VI­DA! Ejer­ci­cio: En­treno de triatlón 6 días/ se­ma­na a in­ten­si­dad me­dia/al­ta. Ali­men­ta­ción: 5-6 co­mi­das con fru­ta, en­sa­la­das, pas­ta, tor­ti­lla, pes­ca­do, po­llo, etc. 2 a 3 li­tros de agua al día. Ba­ti­dos de pro­teí­nas en el desa­yuno y des­pués de en­tre­nar. Pun­tos dé­bi­les: La fal­ta de va­rie­dad. Pun­tos fuertes: La cons­tan­cia. CLA­VES DE TU ÉXI­TO: • Pi­co­teos con fru­ta. • Pa­ra triatlón, to­mo car­bohi­dra­tos an­tes, be­bi­da iso­tó­ni­ca du­ran­te y pro­teí­na des­pués. • Mo­ti­va­ción de la fa­mi­lia. Se pue­de adel­ga­zar sin su­frir un so­lo dia y dis­fru­tan­do. Tu re­to: Ha­cer un Iron­man con cons­tan­cia, ilu­sión y mo­ti­va­ción. Acep­tan­do con­se­jos de los qué sa­ben.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.