(EXATLE­TA Y CAM­PEÓN DEL MUN­DO DE DUATLÓN)

Sportlife - - DUATLON -

1.- ¿Cuán­do de­ci­des pro­bar con el duatlón y por qué ra­zón? Pro­bar lo que se di­ce pro­bar lo ha­go en 2006, tras ter­mi­nar la tem­po­ra­da de pis­ta cu­bier­ta y co­men­zar la de ai­re li­bre. Me en­can­tó la ex­pe­rien­cia y tu­ve cla­ro que una vez de­ja­se el atle­tis­mo el duatlón se­ría mi de­por­te. Tras unos años con mu­chos al­ti­ba­jos en el atle­tis­mo, tan­to en lo de­por­ti­vo co­mo en lo emo­cio­nal, en enero de 2011 de­ci­do cen­trar­me de lleno en el duatlón (com­pa­gi­nán­do­lo con es­tu­dios y tra­ba­jo) y de­jar un po­co de la­do el atle­tis­mo. El mo­ti­vo prin­ci­pal fue sin du­da la fal­ta de mo­ti­va­ción pro­du­ci­da por mu­chas ra­zo­nes, en­tre las que des­ta­ca un es­tan­ca­mien­to en mis mar­cas y mi ni­vel y el he­cho de sen­tir que es­ta­ba sa­cri­fi­can­do mu­chas co­sas (es­tu­dios, fa­mi­lia, ami­gos) y re­ci­bien­do muy po­co a cam­bio. En re­su­men, no dis­fru­ta­ba con lo que ha­cía y sa­bía que con el duatlón sí lo iba a ha­cer, ¡y no me equi­vo­ca­ba! 2.- A ni­vel en­tre­na­mien­tos, ¿cuá­les son las prin­ci­pa­les di­fi­cul­ta­des que en­cuen­tras en el en­tre­na­mien­to del ciclismo? La prin­ci­pal di­fi­cul­tad la en­cuen­tro en el tiem­po que hay que de­di­car­le, que es ma­yor que la que se le pue­de de­di­car al en­tre­na­mien­to del 1.500. Otra gran di­fi­cul­tad es el he­cho de te­ner que com­par­tir ca­rre­te­ra con con­duc­to­res que no res­pe­tan a los ci­clis­tas y pa­ra los cua­les no so­mos más que un es­tor­bo, sin pa­rar­se a pen­sar que de­trás de ca­da uno de no­so­tros hay una per­so­na a la cual la es­pe­ran en ca­sa ca­da vez que sa­len a la ca­lle. Es­te he­cho ha­ce que ca­da vez es­té más pre­sen­te la MTB en mis en­tre­na­mien­tos de bi­ci. 3.- ¿Cuá­les son las prin­ci­pa­les ven­ta­jas que te apor­ta tu pa­sa­do co­mo atle­ta? Mi pa­sa­do co­mo atle­ta me apor­ta va­rias ven­ta­jas. He com­pe­ti­do siem­pre en 1.500, la prue­ba rei­na del atle­tis­mo es­pa­ñol, y eso me ha apor­ta­do mu­chas co­sas po­si­ti­vas, co­mo por ejem­plo no te­ner com­ple­jos an­te na­die a la ho­ra de com­pe­tir. Otra ven­ta­ja muy im­por­tan­te que me ofre­ce mi pa­sa­do co­mo atle­ta es que pue­do ver siem­pre las ca­rre­ras des­de la ca­be­za y po­cas ve­ces me to­ca re­mon­tar en la bi­ci. Ade­más, los duatlo­nes se de­ci­den con un tra­mo de ca­rre­ra a pie fi­nal, y es­tá cla­ro que ve­nir del atle­tis­mo me be­ne­fi­cia en ese as­pec­to fren­te a gen­te que ven­ga de­ri­va­da de otros de­por­tes. 4,- En com­pe­ti­ción, ¿qué con­si­de­ras que es lo más du­ro des­de el pun­to de vis­ta fí­si­co y psi­co­ló­gi­co? La se­gun­da tran­si­ción creo que es lo más du­ro por norma den­tro de un duatlón. El cam­bio de la bi­ci a la ca­rre­ra a pie es bas­tan­te com­pli­ca­do y es el que­bra­de­ro de ca­be­za de mu­chos duatle­tas y triatle­tas. Esas sen­sa­cio­nes que so­le­mos te­ner cuan­do co­rre­mos des­apa­re­cen por com­ple­to y, aun­que sea­mos ca­pa­ces de co­rrer rá­pi­do, te­ne­mos la per­cep­ción de ir co­mo pa­tos. Por suer­te con el en­tre­na­mien­to es­ta sen­sa­ción ca­da vez es me­nor y si bien nun­ca ter­mi­na de des­apa­re­cer, sí dis­mi­nui­rá bas­tan­te. 4.- ¿Crees que com­pe­tir en duatlón te ha me­jo­ra­do co­mo atle­ta? ¿Y tu con­di­ción fí­si­ca ge­ne­ral? Com­pe­tir en duatlón, más que me­jo­rar­me co­mo atle­ta, ha he­cho que aho­ra dis­pu­te prue­bas más lar­gas den­tro del atle­tis­mo. Prue­bas que an­tes no co­rría ni pre­pa­ra­ba, por tan­to no te pue­do res­pon­der con ob­je­ti­vi­dad a esa pre­gun­ta. Es­te año por ejem­plo he re­ba­ja­do mi mar­ca en 5.000 has­ta 14’04’’42 (y pien­so que en me­jo­res con­di­cio­nes de ca­rre­ra se po­dría ha­ber me­jo­ra­do aún más), pe­ro es que mi mar­ca en 5.000 has­ta en­ton­ces era de 14’27’’ en un 5.000 fue­ra de tem­po­ra­da y rea­li­za­do en una se­ma-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.