Me­nos in­ten­si­dad, más tiem­po.

Sportlife - - NUTRICION -

Es un tó­pi­co que na­die cum­ple, por­que ¿quién pien­sa en la pro­teí­na por la ma­ña­na cuan­do desa­yu­nas a to­da pri­sa pa­ra no lle­gar tar­de? La pro­teí­na no so­lo te ayu­da a ali­men­tar la mus­cu­la­tu­ra pa­ra que se no­te que la es­tás tra­ba­jan­do, tam­bién tie­ne efec­to saciante y te ayu­da a co­mer me­nos en­tre ho­ras. O al re­vés To­do de­pen­de de có­mo es­tés en­tre­nan­do has­ta aho­ra y los re­sul­ta­dos. Si lle­vas mu­cho tiem­po ha­cien­do pe­sas en el gim­na­sio y te has es­tan­ca­do y no eli­mi­nas la gra­sa, ten­drás que tra­ba­jar un po­co más con ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar. Si al con­tra­rio, co­rres más de una ho­ra y ya no ba­jas la "chi­cha", ten­drás que em­pe­zar un cir­cui­to de fuer­za o con ejer­ci­cios fun­cio­na­les que ac­ti­ven de nue­vo el me­ta­bo­lis­mo pa­ra eli­mi­nar la gra­sa que ya no eli­mi­na el ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar. Las fo­tos del an­tes y el des­pués en­ga­ñan. En un tra­ba­jo de investigac­ión han de­mos­tra­do como bas­ta en­se­ñar a una per­so­na a po­sar pa­ra pa­re­cer más del­ga­da con la mis­ma ro­pa y en el mis­mo mo­men­to. Ni si­quie­ra han uti­li­za­do Pho­tos­hop. Bas­ta una bue­na pos­tu­ra, sa­ber me­ter ba­rri­ga y sa­car pe­cho pa­ra pa­re­cer más delgado. Así que no po­ses so­lo en las fo­tos y los sel­fie. Adop­ta una pos­tu­ra er­gui­da por la vida, irás me­jo­ran­do el tono mus­cu­lar y lu­cien­do ti­po. Hay ham­bre fí­si­ca y ham­bre por an­sie­dad. La pri­me­ra re­quie­re ali­men­to pa­ra se­guir con el día a día. La se­gun­da no, re­quie­re educación y vo­lun­tad. Como des­de pe­que­ños es­ta­mos ro­dea­dos de ali­men­tos a to­das ho­ras, he­mos de­ja­do de sa­ber qué ti­po de ham­bre te­ne­mos, y co­me­mos por abu­rri­mien­to o por­que te­ne­mos a mano lo que nos ape­te­ce, no lo que ne­ce­si­ta­mos. Pa­sar ham­bre no es bueno, pe­ro un po­qui­to de ham­bre te ayu­da a vol­ver a te­ner la sen­sa­ción de "me sue­nan las tri­pas", esa se­ñal inequí­vo­ca de que hay que co­mer, y no va­le cual­quier co­sa. Ten a mano siem­pre ten­tem­piés sa­nos como fru­tos se­cos sin tos­tar ni sa­lar, yo­gu­res na­tu­ra­les sin edul­co­ran­tes y fru­ta fres­ca. Or­ga­ni­za bien los ho­ra­rios de co­mi­da pa­ra que no te "pi­lle el to­ro" y aca­bes co­mien­do a las 4 de la tar­de un bo­llo de la má­qui­na de la ofi­ci­na. Y si tie­nes an­sie­dad, pien­sa qué la pro­vo­ca y có­mo pue­des eli­mi­nar­la, a ve­ces bas­ta co­mer bien y or­ga­ni­zar­te pa­ra te­ner tu ra­to de ejer­ci­cio al día pa­ra aca­bar con la an­sie­dad y los pi­co­teos ca­ló­ri­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.