EL DI­REC­TOR EN EL PUN­TO DE MI­RA

Sportlife - - DUDO, LUEGO ENTRENO -

El áci­do lác­ti­co no es más que un sub­pro­duc­to del me­ta­bo­lis­mo, y se ori­gi­na cuan­do la in­ten­si­dad del ejer­ci­cio rea­li­za­do es muy ele­va­da. Cuan­do tra­ba­jas de mo­do ae­ró­bi­co todo el com­bus­ti­ble que usas (glu­có­geno y gra­sas) se ªque­maº per­fec­ta­men­te con el oxí­geno que va­mos to­man­do al res­pi­rar, que es lo que ocu­rre en ac­ti­vi­da­des de lar­ga du­ra­ción. Cuan­do que­re­mos au­men­tar el rit­mo y te­ne­mos que ex­ce­der es­ta zo­na de tra­ba­jo ae­ró­bi­co el cuer­po no es ca­paz de pro­du­cir ener­gía su­fi­cien­te con el oxí­geno que so­mos ca­pa­ces de tomar y em­pie­za a ob­te­ner ener­gía de otro mo­do dis­tin­to, anae­ró­bi­ca­men­te. De­ci­mos que so­bre­pa­sa­mos el um­bral anae­ró­bi­co y en es­ta si­tua­ción se pro­du­ce una sus­tan­cia de desecho, el lac­ta­to o áci­do lác­ti­co. Nues­tro cuer­po tie­ne la ca­pa­ci­dad de ir­lo re­ci­clan­do pero cuan­do la in­ten­si­dad es tan ele­va­do que no po­de­mos re­uti­li­zar­lo, es­te se acu­mu­la y ter­mi­na por ha­cer­se im­po­si­ble el mo­vi­mien­to al crear­se una aci­dez tal que no se pue­den dar las reac­cio­nes quí­mi­cas nor­ma­les que pro­du­cen la ener­gía. Por eso es im­po­si­ble man­te­ner el rit­mo de una ca­rre­ra de 100 me­tros yen­do a to­pe, du­ran­te una dis­tan­cia más lar­ga. En tu ca­so, que nos di­ces que só­lo aguan­tas co­rrien­do 30 mi­nu­tos, la úni­ca ex­pli­ca­ción que se nos ocu­rre (so­bre todo cuan­do nos cuen­tas que lle­vas 6 años prac­ti­can­do de­por­tes ae­ró­bi­cos) es que va­yas de­ma­sia­do rá­pi­do pa­ra su­pe­rar esa dis­tan­cia con un rit­mo uni­for­me. En ese ca­so irías acu­mu­lan­do tan­to áci­do lác­ti­co que te ten­drías que pa­rar. La so­lu­ción no pue­de ser más fá­cil: lle­va una ve­lo­ci­dad más ase­qui­ble. Co­mo re­fe­ren­cia usa un pul­só­me­tro y no so­bre­pa­ses el 80 a 85% de tu fre­cuen­cia car­dia­ca má­xi­ma. Si real­men­te no vas ªa to­peº no le eches la cul­pa al lác­ti­co y apren­de a do­si­fi­car tus fuer­zas. Su­pe­rar la me­dia ho­ra co­rrien­do lo con­si­gue un prin­ci­pian­te en me­nos de un par de me­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.