X-SOCKS Ma­rat­hon

Sportlife - - A PRUEBA -

Es­ta­mos an­te un cal­ce­tín de al­tí­si­mas pres­ta­cio­nes, por el que no pa­re­cen pa­sar fac­tu­ra los la­va­dos (ya ha­bía­mos pro­ba­do las edi­cio­nes an­te­rio­res) de me­dia ca­ña, con un sis­te­ma de es­ta­bi­li­za­ción del pie en el mo­vi­mien­to de ro­ta­ción en ca­da im­pac­to, el Su­pro­na­tion Ban­da­ge, que sí lo no­tas, ya que el pie va muy su­je­to, co­mo li­ge­ra­men­te en­vuel­to en un ven­da­je. Muy bue­na pro­tec­ción an­ti­am­po­llas, tan­to en la plan­ta del pie, co­mo en la zo­na de los de­dos, con re­fuer­zo es­pe­cial en el ta­lón y un sis­te­ma de en­fria­mien­to de ca­na­les en la plan­ta (pa­ra evi­tar el ex­ce­so de su­do­ra­ción, e igual­men­te ca­na­les tri­di­men­sio­na­les en el em­pei­ne, que ali­vian la pre­sión y per­mi­ten ma­yor trans­pi­ra­ción. Buen ajus­te en el pu­ño, sin de­jar mar­ca). El fa­bri­can­te de cal­ce­ti­nes de X-Bio­nic nos ha pre­sen­ta­do tam­bién su cal­ce­tín com­pre­si­vo Ef­fek­tor, del que da­re­mos bue­na cuen­ta en la web de Sport Li­fe. 19,99

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.