En la di­rec­ción

Sportlife - - FITNESS -

Cuan­do de­ci­di­mos com­ple­men­tar un ejer­ci­cio la fi­na­li­dad de­be ser me­jo­rar su re­sul­ta­do, ob­te­nien­do así una ven­ta­ja en la trans­fe­ren­cia ha­cia el ob­je­ti­vo per­se­gui­do. Si es­te cri­te­rio no es­tá bien de­fi­ni­do y fun­da­men­ta­do, de­be­rías plan­tear­te si la nue­va va­ria­ción ob­te­ni­da tie­ne jus­ti­fi­ca­ción (pien­sa si lo que le has aña­di­do a tu ejer­ci­cio sir ve pa­ra me­jo­rar el re­sul­ta­do). Son va­rios los ob­je­ti­vos que po­de­mos per­se­guir a la ho­ra de com­ple­men­tar un ejer­ci­cio y no siem­pre de­be ser la de au­men­tar su di­fi­cul­tad, to­do lo con­tra­rio, pue­de ser adap­tar­lo u op­ti­mi­zar­lo eli­mi­nan­do sus ca­ren­cias en ran­go o ten­sión mus­cu­lar. Aquí tie­nes al­gu­nos ejem­plos pa­ra que pue­das in­te­grar­los en tus en­tre­na­mien­tos. A mu­chas per­so­nas les re­sul­ta in­có­mo­do rea­li­zar los fon­dos de pec­to­ral con las ma­nos en con­tac­to con el sue­lo ya que la mu­ñe­ca se en­cuen­tra muy ex­ten­di­da. Es muy tí­pi­co ver el apo­yo so­bre las asas de unas ketlle­bells, y aun­que el aga­rre se ve fa­vo­re­ci­do, tam­bién es cier­to que el ries­go de vuel­co es evi­den­te y en­ton­ces sí que po­dría ha­ber un gran pro­ble­ma en la mu­ñe­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.