Ma­drid-Cer­ce­di­lla, 63,5 km

PRI­ME­RA ETA­PA - 1 DE JU­LIO

Sportlife - - REPORTERO -

Des­con­cier­ta madrugar pa­ra sa­lir de mi pue­blo en Cer­ce­di­lla en co­che has­ta Ma­drid sa­bien­do que vas a vol­ver pe­da­lean­do a ca­sa a la ho­ra de co­mer, pe­ro es­to es el Ca­mino de San­tia­go des­de Ma­drid, y hay que em­pe­zar­lo con to­do el equi­po y cum­plir los 63 km pa­ra dor­mir en la pla­za de to­ros del pue­blo. Es­ta eta­pa es una de las más bo­ni­tas del Ca­mino, pa­sa por las dehe­sas de El Pardo, la Pe­dri­za y el Par­que Na­cio­nal del Man­za­na­res. Pa­ra mí to­do es nue­vo, pues siem­pre que he ido de Ma­drid a Cer­ce­di­lla en bi­ci ha si­do por ca­rre­te­ra, es la pri­me­ra vez que ha­go el tra­yec­to com­ple­to por ca­mi­nos de tie­rra, y con es­ta pri­ma­ve­ra llu­vio­sa que he­mos te­ni­do, el cam­po es­tá pre­cio­so, ver­de y lleno de flo­res. Los 3 avi­tua­lla­mien­tos se ha­cen ne­ce­sa­rios por el ca­lor y por­que al fi­nal ya em­pie­zan a no­tar­se las cues­tas arri­ba pa­ra lle­gar a los 1.100 m de al­ti­tud de la me­ta. No es una eta­pa muy di­fí­cil, y em­pe­za­mos a ha­cer gru­pe­tas, a ir­nos co­no­cien­do y a em­pe­zar a po­ner­nos ca­ra y nom­bre. Es­ta eta­pa es com­pe­ti­ti­va, por lo que los pri­me­ros y pri­me­ras van a sa­co, pe­ro el res­to, la dis­fru­ta­mos em­pe­zan­do a crear el am­bien­te de Pil­grim, pa­ra mí lo me­jor de es­ta prue­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.