MÁS FUER­TE DE UN MO­DO DI­FE­REN­TE

7 for­mas dis­tin­tas a las ha­bi­tua­les de me­jo­rar tu fuer­za.

Sportlife - - CONTENTS -

¿Ya eres ve­te­rano en el gim­na­sio y no­tas que te has es­tan­ca­do? ¿Ya no pue­des me­ter más ki­los a tus ba­rras? En es­te ar­tícu­lo te pro­po­ne­mos 7 mé­to­dos efi­ca­ces pa­ra “des­per­tar a tu cuer­po” y se­guir pro­gre­san­do. Por TOMMY ÁLVAREZ, LI­CEN­CIA­DO EN CC. DE LA AC­TI­VI­DAD FÍ­SI­CA Y MÁS­TER EN AL­TO REN­DI­MIEN­TO DE­POR­TI­VO. tommy­trai­ning.com Fo­tos: GON­ZA­LO MA­NE­RA

Si eres no­va­to en es­to de le­van­tar pe­sas, es­te ar­tícu­lo no te va a va­ler de mu­cho aho­ra mis­mo. En es­te mo­men­to eres una “es­pon­ja an­dan­te” que lle­ga al gym y se em­pa­pa has­ta del olor a jaz­mín del ti­po de 100 ki­los que es­tá gri­tán­do­le a la ba­rra a tu la­do. Ca­si to­do fun­cio­na pa­ra ti en es­te mo­men­to sim­ple­men­te por­que to­do lo que prue­bas es una for­ma de es­trés fí­si­co al que no es­tás acos­tum­bra­do. Pe­ro guar­da es­te ar­tícu­lo, te ser­vi­rá cuan­do te “gra­dúes” y pa­ses a in­gre­sar la lis­ta ofi­cial de miem­bros pla­tino del gim­na­sio. Si ya pa­sas­te la fa­se “no­va­to”, vas a te­ner que po­ner en or­den tus co­sas por­que, si no lo ha­ces, ter­mi­na­rás sien­do otro de esos ti­pos del gim­na­sio que pa­re­cen exac­ta­men­te igua­les, año tras año. Hay va­rios ma­ti­ces en lo que se re­fie­re al prin­ci­pio prin­ci­pal en es­te asun­to: LA SO­BRE­CAR­GA PRO­GRE­SI­VA. Cuán­to me­jor en­tien­das es­te prin­ci­pio, más efec­ti­vo se­rá tu en­tre­na­mien­to. Si pien­sas que so­bre­car­ga pro­gre­si­va so­lo sig­ni­fi­ca aña­dir más pe­so a la ba­rra o las man­cuer­nas, es­ta­rás pa­san­do por al­to tác­ti­cas poderosas que man­ten­drán tus pro­gre­sos du­ran­te años. No se­rás más gran­de y más fuer­te has­ta que con­ven­zas a tu cuer­po de que la fuer­za y la hi­per­tro­fia son ne­ce­sa­rias pa­ra la su­per­vi­ven­cia. En otras pa­la­bras, la fuer­za y la hi­per­tro­fia mus­cu­lar son es­tra­te­gias de de­fen­sa an­te ame­na­zas. Si tu en­tre­na­mien­to pa­ra me­jo­rar las ga­nan­cias no es per­ci­bi­do co­mo una ame­na­za, no ha­brá res­pues­ta. Si esa ame­na­za es de­ma­sia­do gran­de, te ha­rás da­ño. Y si es la co­rrec­ta, se­rás un po­co más gran­de y más fuer­te. No obs­tan­te, la ha­bi­li­dad de tu cuer­po pa­ra res­pon­der a la ame­na­za fí­si­ca no es ili­mi­ta­da, y cuán­to más cer­ca es­tés del que quie­ras que sea tu lí­mi­te, más du­ro se ha­ce con­ti­nuar pro­gre­san­do. En cas­te­llano: cuán­ta más ex­pe­rien­cia tie­nes de­ba­jo de la ba­rra más in­ge­nio­so tie­nes que ser pa­ra en­con­trar ame­na­zas con­tra las que tu cuer­po no ha­ya desa­rro­lla­do aún res­pues­tas de de­fen­sa.

El en­tre­na­mien­to es, sen­ci­lla­men­te, ES­TÍ­MU­LO+ ADAP­TA­CIÓN y, una vez que la adap­ta­ción es cla­ra… pues ne­ce­si­tas un es­tí­mu­lo di­fe­ren­te pa­ra se­guir pro­gre­san­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.