¿"CAÍ­DO" DE HOM­BROS?

Sportlife - - LA VIDA ES EL MEJOR DEPORTE - Por DO­MIN­GO SÁN­CHEZ Fotos GON­ZA­LO MA­NE­RA

Pon­le re­me­dio a tu es­pal­da con nues­tros ejer­ci­cios "an­ti­che­pa"

Cuan­do los múscu­los de tu ca­be­za y tus hom­bros, en­car­ga­dos de man­te­ner una pos­tu­ra co­rrec­ta, pier­den la lucha con­tra la gra­ve­dad, sur­ge la pos­tu­ra ci­fó­ti­ca o ªche­paº, que no so­lo re­sul­ta an­ti­es­té­ti­ca, tam­bién aca­rrea nu­me­ro­sos pro­ble­mas. Si tie­nes es­ta ten­den­cia, no su­fras y pon en práctica es­tos ejer­ci­cios.

La ac­ti­tud ci­fó­ti­ca o che­pa es un pa­trón pos­tu­ral que sur­ge co­mo resultado de per­der la lucha de nues­tra pos­tu­ra er­gui­da an­te la ac­ción con­ti­núa de la gra­ve­dad. Los múscu­los que de­ben man­te­ner er­gui­da a la ca­be­za y los hom­bros atrás, no pue­den con­tra­rres­tar las fuer­zas opues­tas del efec­to de la gra­ve­dad y de sus múscu­los an­ta­go­nis­tas que ge­ner­la­men­te se en­cuen­tran acor­ta­dos. Pa­ra re­ver­tir es­te efec­to de­be­mos por una par­te es­ti­rar a esos múscu­los con ex­ce­so de tono, pe­ro tam­bién me­jo­rar la fuer­za de los fá­si­cos gru­pos mus­cu­la­res que han que­da­do in­hi­bi­dos sin po­der rea­li­zar co­rrec­ta­men­te su fun­ción an­ti­gra­ve­dad. Cuan­do te­ne­mos pro­ble­mas pos­tu­ra­les, pen­sa­mos estiramientos, pe­ro la reali­dad es que es­ta op­ción por sí mis­ma no es ca­paz de cum­plir el do­ble ob­je­ti­vo que he­mos ana­li­za­do, por tan­to ne­ce­si­ta­mos acu­dir tam­bién al de­sa­rro­llo de la fuer­za. A tra­vés de ejer­ci­cios se­lec­ti­vos no só­lo po­de­mos re­for­zar a los gru­pos mus­cu­la­res dé­bi­les, sino tam­bién con­se­guir ma­yor mo­vi­li­dad es­ti­ran­do di­ná­mi­ca­men­te a los gru­pos tó­ni­cos. El pro­ble­ma no es el tra­ba­jo de mus­cu­la­ción con el ob­je­ti­vo de ga­nar fuer­za o de­sa­rro­llo mus­cu­lar, el pro­ble­ma es que se ha rea­li­za­do de for­ma in­co­rrec­ta y sin abrir­se a nue­vos re­per­to­rios de ejer­ci­cios. Qui­zás por es­ta ra­zón el tra­ta­mien­to y pre­ven­ción de los pro­ble­mas de es­pal­da se han ale­ja­do de las man­cuer­nas y ba­rras, pa­ra asen­tar­se en las gim­na­sias suaves o in­clu­so la na­ta­ción, un con­te­ni­do que pue­de ser útil pe­ro muy ge­ne­ral y nun­ca po­drá so­lu­cio­nar el pro­ble­ma. Ne­ce­si­ta­mos de la ines­ti­ma­ble ayu­da del de­sa­rro­llo de la fuer­za. El tra­ba­jo de fuer­za, e in­clu­so de hi­per­tro­fia, es una opor­tu­ni­dad pa­ra po­der pre­ve­nir y ayu­dar en los pro­ble­mas de es­pal­da. El tra­ba­jo ana­lí­ti­co tie­ne la ven­ta­ja de po­der in­ci­dir se­lec­ti­va­men­te so­bre los es­la­bo­nes dé­bi­les, y por su eje­cu­ción len­ta per­mi­te cen­trar la aten­ción en ac­cio­nes si­nér­gi­cas pa­ra te­ner ma­yor con­trol so­bre el mo­vi­mien­to y ser ca­paz de lo más di­fí­cil, ad­qui­rir y fi­jar pa­tro­nes de mo­vi­mien­to co­rrec­tos.

Pos­tu­ra con ac­ti­tud ci­fó­ti­ca don­de se pue­de observar co­mo los hom­bros se pro­yec­tan ha­cia de­lan­te y la co­lum­na se dis­po­ne en fle­xión con la ca­be­za en an­te­pul­sión. En una pos­tu­ra co­rrec­ta, la co­lum­na se en­cuen­tra con sus cur­vas na­tu­ra­les, los hom­bros en su po­si­ción co­rrec­ta y la ca­be­za so­bre la ver­ti­cal de ca­de­ra y co­lum­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.