¿MÁ­QUI­NAS O PE­SO LI­BRE?

Sportlife - - LA VIDA ES EL MEJOR DEPORTE -

Te da­mos un plan pa­ra em­pe­zar bien en el gim­na­sio

¿Es im­pres­cin­di­ble que los que em­pie­zan en el gim­na­sio en­tre­nen ex­clu­si­va­men­te en la zo­na de má­qui­nas? Va­mos a ana­li­zar las ven­ta­jas e in­con­ve­nien­te y pro­po­ner­te un en­tre­na­mien­to pa­ra ini­ciar­te en el gim­na­sio de un mo­do un po­co más fun­cio­nal. Por RAÚL NO­TA­RIO, Gra­dua­do en Cien­cias de la Ac­ti­vi­dad Fí­si­ca y el De­por­te ± Más­ter en Ac­ti­vi­dad Fí­si­ca y Sa­lud

Cuan­do eres nue­vo en el gim­na­sio los pri­me­ros días re­sul­tan ago­ta­do­res en to­dos los sen­ti­dos. Lo más nor­mal es que tus ejer­ci­cios se desa­rro­llen en la zo­na de má­qui­nas, mien­tras los ªve­te­ra­no­sº se mue­van co­mo pez en el agua en la zo­na de pe­so li­bre, pe­ro ¿es­to tie­ne sen­ti­do o sim­ple­men­te es tra­di­ción y cos­tum­bre? En Sport Li­fe abor­da­mos es­te te­ma y te pro­po­ne­mos un plan de en­tre­na­mien­to pen­sa­do pa­ra rom­per mi­tos y al­can­zar ob­je­ti­vos. El uso de má­qui­nas en la sa­la de fit­ness no so­lo se li­mi­ta a los nue­vos usua­rios o a los me­nos du­chos en la ma­te­ria, sin em­bar­go, se sue­le es­ta­ble­cer una re­la­ción ló­gi­ca en­tre am­bos. Es­to tie­ne va­rios mo­ti­vos, pe­ro los prin­ci­pa­les sue­len ser la co­mo­di­dad, la sen­ci­llez en cuan­to a la rea­li­za­ción del ejer­ci­cio y la fá­cil re­la­ción en­tre má­qui­na y ejer­ci­cio, nor­mal­men­te a tra­vés de los di­bu­jos que apa­re­cen en las fa­mo­sas ªta­bla­sº que pro­por­cio­nan a los usua­rios de la sa­la fit­ness los pri­me­ros días de en­tre­na­mien­to. ¿Quién no ha pro­nun­cia­do al­gu­na vez la tí­pi­ca fra­se… ho­la, soy nue­vo, ne­ce­si­to una ta­bla? Y al ca­bo de 10 mi­nu­tos te­nía su ru­ti­na ªper­so­na­li­za­daº. Si eres nue­vo en el gim­na­sio lo más nor­mal es que te di­ri­jas al téc­ni­co de la sa­la fit­ness y le ex­pon­gas tu ca­so. Pér­di­da de pe­so, ga­nar ma­sa mus­cu­lar, me­jo­rar tu ren­di­mien­to…, son mu­chos los mo­ti­vos que nos em­pu­jan a cui­dar nues­tro cuer­po rea­li­zan­do ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Sin em­bra­go, a pe­sar de esa di­ver­si­dad de mo­ti­vos y en con­tra de lo que di­ce el prin­ci­pio de in­di­vi­dua­li­za­ción, por el cual ca­da ru­ti­na de en­tre­na­mien­to de­be­ría ser per­so­na­li­za­da y adap­ta­da a las ca­rac­te­rís­ti­cas de ca­da per­so­na, son mu­chos los gim­na­sios que pres­cri­ben un mis­mo plan de en­tre­na­mien­to pau­ta­do y di­se­ña­do de an­te­mano pa­ra to­dos los ªnue­vo­sº.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.