NO TE RESISTAS AL AGUA

Sportlife - - CONTENTS -

Te da­mos las cla­ves pa­ra dis­mi­nuir tu re­sis­ten­cia y avan­zar más con me­nos es­fuer­zo en la piscina.

La re­sis­ten­cia es el con­jun­to de fuer­zas que se opo­nen al mo­vi­mien­to. Las cau­sas de es­ta re­sis­ten­cia que se opo­ne al des­pla­za­mien­to al na­dar tie­nen di­ver­sos orí­ge­nes.

Re­sis­ten­cia que crea la pro­pia for­ma del cuer­po. Es la re­sis­ten­cia que ofre­ce nues­tro pro­pio cuer­po co­mo con­se­cuen­cia de su for­ma. Por ejem­plo, la for­ma del cuer­po hu­mano ofre­ce más re­sis­ten­cia en el agua que la for­ma de un del­fín, que es más lon­gi­lí­neo.

Re­sis­ten­cia por suc­ción. Aun­que tam­bién la ge­ne­ra la pro­pia for­ma del cuer­po, es la re­sis­ten­cia que ªti­raº ha­cia atrás al na­da­dor y se crea jus­to de­trás de los pies.

Re­sis­ten­cia por fric­ción, es la re­sis­ten­cia que ofre­ce la su­per­fi­cie de nues­tra piel y el ve­llo con­tra el agua. De ahí que los na­da­do­res de com­pe­ti­ción usen ba­ña­do­res con te­ji­dos es­pe­cia­les que mi­ni­mi­zan la fric­ción con el agua.

Re­sis­ten­cia con­se­cuen­cia de la ve­lo­ci­dad. En fí­si­ca exis­te una fór­mu­la que cal­cu­la la can­ti­dad de re­sis­ten­cia, R =KxV2.

La fór­mu­la nos mues­tra que la re­sis­ten­cia au­men­ta al cua­dra­do se­gún va au­men­tan­do la ve­lo­ci­dad. Es de­cir, que una per­so­na que na­da muy rá­pi­do tie­ne que ven­cer mu­chí­si­ma más re­sis­ten­cia que una per­so­na que na­da a po­ca ve­lo­ci­dad.

Re­sis­ten­cia al olea­je. El lu­gar don­de na­des es fun­da­men­tal pa­ra que au­men­te la re­sis­ten­cia que la lá­mi­na de agua te ofrez­ca. Es ob­vio que na­dar en una piscina so­lo y con unas bue­nas cor­che­ras ofre­ce me­nos re­sis­ten­cia que na­dar en el mar con olas de dos me­tros…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.