MEN SA­NA IN COR­PO­RE SANO

Sportlife - - KIDS - Por Pa­tri­cia Ra­mí­rez Loef­fler Pa­tri­cia Ra­mi­rez Loef­fler es psi­có­lo­ga del de­por­te y de la sa­lud, es­cri­to­ra de éxi­to, apa­sio­na­da de su pro­fe­sión y una de­por­tis­ta con­ven­ci­da. La pue­des ver en "Pa­ra To­dos" de TVE-2, es­cu­char en la CO­PE y se­guir en @pa­tri_­psic

En lu­gar de com­pro­me­ter­nos con nue­vos ob­je­ti­vos, po­de­mos ir te­jien­do la red que pue­da sos­te­ner esos cam­bios a lo lar­go de 2019. Pro­po­ner­se ob­je­ti­vos el uno de enero for­ma par­te de tu zo­na de con­fort, tan­to co­mo no cum­plir­los. Es un há­bi­to, yo di­ría que un mal há­bi­to. Por­que a la lar­ga ter­mi­na ge­ne­ran­do frus­tra­ción. For­ma par­te de nues­tros ri­tua­les. Co­mo de­cía Eins­tein, y pa­re­ce que el hom­bre era sa­bio, pe­ro de los sa­bios de verdad, ªSi quie­res re­sul­ta­dos dis­tin­tos, no ha­gas siem­pre lo mis­moº. Así que po­dría­mos em­pe­zar a to­mar­nos enero pa­ra… Co­ger la ru­ti­na des­pués de las va­ca­cio­nes. Ru­ti­na de co­mi­das, tra­ba­jo, gas­tos. Po­ner or­den en nues­tra vi­da. El or­den es fun­da­men­tal. Nos da se­gu­ri­dad y se­re­ni­dad. Ti­rar, eli­mi­nar, des­ha­cer. Si deseas que en fe­bre­ro en­tren co­sas nue­vas en tu vi­da, tie­nes que ha­cer­les hue­co. Enero es el mes de la re­no­va­ción. La nos­tal­gia es ma­la com­pa­ñe­ra en es­te pun­to. Nos cues­ta des­ha­cer­nos de ob­je­tos per­so­na­les a pe­sar de que no les de­mos nin­gún uso. Nos car­ga­mos con re­cuer­dos, ro­pa, ca­chi­va­ches que so­lo abul­tan, que pen­sa­mos que al­gún día vol­ve­re­mos a uti­li­zar, pe­ro que la his­to­ria nos di­ce que en la ma­yo­ría de las oca­sio­nes no ha si­do así. ¡Ti­ra! Es par­te de tu me­ta­mor­fo­sis. Prac­ti­car ac­ti­vi­da­des que te re­la­jen. A mu­chas per­so­nas las va­ca­cio­nes, las fies­tas y las reunio­nes fa­mi­lia­res, les al­te­ran su rit­mo. Sa­len más, duer­men me­nos, be­ben más, se ven obli­ga­dos a re­la­cio­nar­se y hablar más de lo ha­bi­tual… Es el mo­men­to de me­di­tar, pa­sear, leer, es­cu­char mú­si­ca tran­qui­la. En­cuen­tra un es­ta­do emo­cio­nal pa­ra em­pe­zar fe­bre­ro des­de la se­re­ni­dad. De­fi­nir tus cam­bios, pe­ro no em­pie­ces con ellos. No es el mo­men­to. Enero es el mes de la pre­pa­ra­ción pa­ra el cam­bio, no ne­ce­si­tas más ago­bios. Pue­des de­fi­nir­los en fun­ción de tus ne­ce­si­da­des, mo­ti­va­cio­nes, mo­men­to del calendario. No tra­tes de em­pe­zar en fe­bre­ro con to­dos a la vez. Prio­ri­za. La fuer­za de vo­lun­tad es li­mi­ta­da, no la fuer­ces. Por­que al fi­nal ter­mi­na­rás re­nun­cian­do y pen­san­do que no eres ca­paz. Y el pro­ble­ma no es ese, es que­rer abar­car más de lo po­si­ble. De­ci­dir qué re­nun­cias vas a ha­cer. An­tes de apun­tar­te a una ac­ti­vi­dad, pien­sa a qué po­drías re­nun­ciar. To­do no ca­be en la agen­da. Ne­ce­si­tas or­ga­ni­za­ción. Or­ga­ni­zar no sig­ni­fi­ca me­ter to­do a pre­sión, sino sa­ber ele­gir aque­llo de lo que real­men­te eres ca­paz de ocu­par­te. No pue­des ocu­par­te de lo tu­yo y de lo de los de­más. De­jar to­do pre­pa­ra­do pa­ra em­pe­zar. ¿Ne­ce­si­tas ayu­da en ca­sa? Pí­de­la. ¿Ne­ce­si­tas ro­pa de de­por­te? Per­mí­te­te ese ca­pri­cho. ¿Una re­vi­sión mé­di­ca an­tes de em­pe­zar un plan saludable de ali­men­ta­ción? Enero no es mes pa­ra em­pe­zar ob­je­ti­vos, pe­ro sí pa­ra de­jar to­do or­ga­ni­za­do. Así no ten­drás ex­cu­sas la pri­me­ra se­ma­na de fe­bre­ro. Es­to es lo mis­mo que ha­ces cuan­do pre­pa­ras una nue­va re­ce­ta. Ela­bo­ras una lis­ta de la com­pra, com­pras, pre­pa­ras to­dos los in­gre­dien­tes an­tes de em­pe­zar a co­ci­nar y lue­go, co­ci­nas. Keep calm…no es­tás per­dien­do un mes de tu tiem­po. Es­tás pre­pa­rán­do­te men­tal y emo­cio­nal­men­te pa­ra po­der es­tar bien, se­reno y mo­ti­va­do pa­ra em­pe­zar. Si has­ta aho­ra el an­ti­guo sis­te­ma de po­ner­te ob­je­ti­vos en enero no te ha ser­vi­cio, ¿por qué se­guir re­pi­tien­do la mis­ma ru­ti­na? Ya ha­brás oí­do lo de múscu­lo que no se ejer­ci­ta, múscu­lo que se atro­fia. No so­lo es vá­li­do pa­ra los músculos que en­tre­na­mos a tra­vés de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Tam­bién es vá­li­do pa­ra nues­tro ór­gano más pre­cia­do: el ce­re­bro. El ce­re­bro po­see una ma­ra­vi­llo­sa cua­li­dad, su plas­ti­ci­dad. Eres ca­paz de cum­plir con tus ob­je­ti­vos y tam­bién eres ca­paz de ha­cer­lo en el mes de fe­bre­ro.

2.TI­RAR, ELI­MI­NAR, DES­HA­CER 1. CO­GER RU­TI­NA TRAS VA­CA­CIO­NES 3. PRAC­TI­CAR AC­TI­VI­DA­DES QUE TE RE­LA­JEN PA­RA U N ENERO FE­LIZ 4. DE­FI­NIR LOS CAM­BIOS 7. MANTÉN LA CAL­MA 6. DE­JA TO­DO PREPARADAO PA­RA EM­PE­ZAR 5. DE­CI­DIR LAS RE­NUN­CIAS @pa­tri_­psi­co­lo­ga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.