LAS ME­TAS NO SON CO­SAS IN­FLE­XI­BLES

Sportlife - - EDIT - FRAN CHI­CO fchi­[email protected] @fran­chi­cos­port

He­mos en­tra­do en un mo­men­to en el que pa­re­ce que no eres na­die si no lle­gas a la me­da­lla de finisher. Y cuan­do lle­gas a esa ya tie­nes que es­tar pen­san­do en otra que su­pon­ga un re­to mayor. Por su­pues­to que mar­car­nos re­tos de­por­ti­vos nos ha­cen cre­cer y sentirnos más vi­vos pe­ro las me­tas no son co­sas in­fle­xi­bles di­se­ña­das pa­ra ha­cer­nos sen­tir mal. Si no lo­gras tu me­ta exac­ta­men­te co­mo la ha­bías pro­gra­ma­do, no se aca­ba el mun­do. No que­da tan bo­ni­to co­mo los men­sa­jes de mo­ti­va­ción de las mar­cas, pe­ro hay que de­cir­lo cla­ro: te­ne­mos que ser ca­pa­ces de en­ten­der que no se pue­de con­se­guir todo en la vi­da. Lo que sí es­tá en nues­tras ma­nos es ele­gir la ma­ne­ra de reac­cio­nar a las si­tua­cio­nes que se nos pre­sen­tan. Y hay oca­sio­nes en las que una re­ti­ra­da a tiem­po es una vic­to­ria.

Cuan­do apren­des a de­cir 'has­ta aquí he lle­ga­do hoy' (aun­que su­pon­ga re­nun­ciar a una me­da­lla de finisher pa­ra la co­lec­ción) es cuan­do has en­ten­di­do cómo fun­cio­na el de­por­te y el pa­pel que de­be ju­gar en tu vi­da. Na­da tie­ne que ver con la cul­tu­ra del es­fuer­zo o la su­pera­ción, va­lo­res in­trín­se­cos del de­por­te, sino con sa­ber real­men­te qué ob­je­ti­vos es­tán den­tro de nues­tras ca­pa­ci­da­des o sim­ple­men­te cuan­do por las cir­cuns­tan­cias que sean, ese día te­ne­mos que po­ner en ries­go nues­tra sa­lud pa­ra po­der al­can­zar la me­ta.

Lo que sig­ni­fi­ca pa­ra uno ter­mi­nar un Ironman pa­ra otro es ha­cer su pri­mer triatlón sprint. Y pa­ra un ter­ce­ro es lle­gar a San­tia­go tras ha­cer el Ca­mino con su mejor ami­go. El ta­ma­ño de las me­tas só­lo de­pen­de de la lupa que le pon­ga­mos no­so­tros mis­mos.

No quie­ro de­cir con es­to que ten­ga­mos que ser con­for­mis­tas. Todo lo con­tra­rio. Yo abo­go por te­ner un com­pro­mi­so con­ti­go mis­mo pa­ra avan­zar ca­da día has­ta lle­gar a ese lu­gar don­de es­tán guar­da­dos tus sue­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.