NI­ÑOS FUNCIONALE­S

La for­ma más sen­ci­lla de crear há­bi­tos de sa­lud en tus hi­jos En­sé­ña­le a tu hi­jo pa­tro­nes de mo­vi­mien­to con ejer­ci­cios en for­ma de jue­go y es­ta­rás me­jo­ran­do su coor­di­na­ción, se­gu­ri­dad y au­to­es­ti­ma pa­ra siem­pre.

Sportlife - - CONTENTS - Por MARTÍN GIAC­CHET­TA Mo­de­lo: MARTINA GIAC­CHET­TA Fo­tos: GON­ZA­LO MA­NE­RA

Martín Giac­chet­ta nos mues­tra có­mo ha­cer entrenamie­nto funcional con nues­tros hi­jos, ¡bue­ní­si­mo!

Una de las prin­ci­pa­les ra­zo­nes por las que ne­ce­si­ta­mos que nues­tros ni­ños se mue­van es por­que en el apren­di­za­je mo­tor hay fa­ses sen­si­bles en las que son mu­cho más re­cep­ti­vos a di­fe­ren­tes ti­pos de mo­vi­mien­to. Hay que apro­ve­char es­te mo­men­to por­que en los ni­ños que se es­tán for­man­do son eta­pas que no se re­pi­ten y lue­go eso pa­tro­nes de mo­vi­mien­to ad­qui­ri­dos du­ran to­da la vi­da.

Cuan­to más reite­ra­ti­vos sea­mos con cier­tos mo­vi­mien­tos, me­jor, y cuan­ta más ac­ti­vi­dad va­ria­da me­jor, no hay que cen­trar­se en muy po­cos sal­vo que es­te­mos bus­can­do una for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra el alto ren­di­mien­to.

En la fa­se sen­si­ble los ni­ños tie­nen que em­pu­jar, trac­cio­nar, eje­cu­tar di­fe­ren­tes ac­cio­nes, ju­gar, sal­tar…y siem­pre di­vir­tién­do­se. To­dos es­tos pa­tro­nes de mo­vi­mien­to ad­qui­ri­dos se que­dan ‘ar­chi­va­dos’ pa­ra siem­pre y son los que de al­gu­na for­ma di­fe­ren­cian a esas per­so­nas más ‘pa­to­sas’ de las que tie­nen ma­yo­res ha­bi­li­da­des pa­ra el mo­vi­mien­to. Por mu­cho que un adul­to quie­ra apren­der cier­tas ha­bi­li­da­des com­ple­jas y mu­cho tiem­po que le de­di­que nun­ca po­drá acer­car­se al con­trol que tie­ne un adul­to que ha ad­qui­ri­do la mis­ma ha­bi­li­dad mo­triz de ni­ño, en la fa­se sen­si­ble de apren­di­za­je, igual que ocu­rre con los idio­mas, la ma­yo­ría de adul­tos que apren­den una len­gua nue­va tie­nen un acen­to mar­ca­do, se no­ta, mien­tras que los que la apren­den en su in­fan­cia la ha­blan de for­ma na­tu­ral.

Es­tá cla­ro que ge­né­ti­ca­men­te hay ni­ños que se mue­ven de for­ma más ele­gan­te y les cues­ta mu­cho me­nos apren­der ges­tos mo­tri­ces, pe­ro to­dos los ni­ños ne­ce­si­tan es­tos es­tí­mu­los de mo­vi­mien­tos di­fe­ren­tes en la in­fan­cia pa­ra no ser ‘pa­to­sos de por vi­da’.

A TE­NER EN CUEN­TA:

En es­tas pri­me­ras eta­pas no es­ta­re­mos tan preo­cu­pa­dos por la per­fec­ción del ges­to co­mo por la pro­pia rea­li­za­ción de los ejer­ci­cios. Ha­brá ve­ces que no se res­pe­ten los cá­no­nes de eje­cu­ción idea­les ‘de li­bro’, pe­ro es­to no nos de­be preo­cu­par en ab­so­lu­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.