La obe­si­dad au­men­ta el ries­go de cáncer de ma­ma

Sportlife - - SALUD -

El Dr. Bing Li, pro­fe­sor aso­cia­do en el De­par­ta­men­to de Mi­cro­bio­lo­gía e In­mu­no­lo­gía y Sa­lud Uo­fL de la Uni­ver­si­dad de Louis­vi­lle aca­ba de ha­cer pú­bli­co un es­tu­dio en el que ha en­con­tra­do que si bien, hay ya más de 13 ti­pos de cáncer re­la­cio­na­dos con la obe­si­dad, en el ca­so del cáncer de ma­ma, han des­cu­bier­to que la pro­teí­na FABP4, de unión a áci­dos gra­sos, tie­ne un pa­pel muy crí­ti­co en la aso­cia­ción de obe­si­dad y cáncer, más es­pe­cí­fi­ca­men­te cáncer de ma­ma.

El te­ji­do adi­po­so pro­du­ce FABP4 den­tro de las cé­lu­las gra­sas, don­de se en­car­ga de pro­ce­sar y dis­tri­buir los áci­dos gra­sos de ca­de­na lar­ga in­so­lu­bles en agua. En con­di­cio­nes nor­ma­les, una cier­ta can­ti­dad de FABP4 lle­ga al to­rren­te san­guí­neo. Pe­ro a me­di­da que se acu­mu­la una ma­yor can­ti­dad de te­ji­do gra­so, se se­cre­ta más FABP4 en la cir­cu­la­ción san­guí­nea. En las per­so­nas obe­sas, las mo­lé­cu­las de FABP4 es­tán fue­ra de las cé­lu­las gra­sas. Los in­ves­ti­ga­do­res creen que FABP4 en el in­te­rior de las cé­lu­las, au­men­ta un ti­po de ma­cró­fa­gos aso­cia­dos a tu­mo­res, que pro­mue­ven el cre­ci­mien­to de tu­mo­res. Y que cuan­do los ni­ve­les de FABP4 en la cir­cu­la­ción san­guí­nea son ele­va­dos en ca­sos de obe­si­dad, la pro­teí­na in­ter­ac­cio­na di­rec­ta­men­te con las cé­lu­las tu­mo­ra­les de la ma­ma que lle­van al de­sa­rro­llo del tu­mo­res ma­ma­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.