TRANSPLANT­ADA, CON­FI­NA­DA… PE­RO SO­BRE TO­DO, VI­TAL

Sportlife - - DEPORTISTA­S SOLIDARIOS -

Des­de pe­que­ña hi­zo de­por­te por re­co­men­da­ción mé­di­ca. “Lo que eli­mi­na­ra el su­dor no te­nía que ha­cer­lo mi ri­ñón”. Hi­zo ká­ra­te du­ran­te 16 años (es cin­tu­rón ne­gro) has­ta que le lle­gó una le­sión de ro­di­lla. Lue­go vino el ci­clis­mo, el cross­fit, el snow­board y ha­ce po­co el run­ning, don­de ya ha lle­ga­do has­ta el me­dio ma­ra­tón. Ele­na Ro­mán es transplant­ada. Des­de ha­ce un año y tres me­ses lle­va un ri­ñón de su her­ma­na. “De­bi­do a es­to, to­mo una me­di­ca­ción dia­ria (y pa­ra siem­pre) que ba­ja mis de­fen­sas pa­ra que mi cuer­po no re­cha­ce a mi 'ri­ñon­ce­te'; lo que nos con­vier­te a los trans­plan­ta­dos en in­mu­no­de­pri­mi­dos pa­ra siem­pre, y que en si­tua­cio­nes co­mo es­ta del con­fi­na­mien­to que vi­vi­mos, com­pli­ca un po­co más las co­sas”.

Se ha ais­la­do en un pue­blo de 30 ha­bi­tan­tes (“a día de hoy só­lo he vis­to a una per­so­na por la ven­ta­na”) Su le­ma "MEN­TE EN CAL­MA Y CUER­PO AC­TI­VO" es su ban­de­ra en to­das las ho­ras de en­cie­rro pa­ra el que Ele­na ve­nía en­tre­na­da. “cuan­do me tras­plan­ta­ron y por el mis­mo pe­li­gro de con­ta­gio, es­tu­ve dos me­ses ais­la­da en ca­sa en una ha­bi­ta­ción apar­te, con mi pro­pio ba­ño, mi pro­pia co­mi­da e in­clu­so mis pro­pios cu­bier­tos, y sin ni si­quie­ra po­der dar la mano a los míos. Por eso, qui­zás ten­go re­cur­sos pa­ra com­ba­tir es­ta nue­va ba­ta­lla. Una vez a la se­ma­na mi her­ma­na ha­ce la com­pra pa­ra to­das las ca­sas (pa­ra mis pa­dres, pa­ra ella y pa­ra mí). Ese día es fies­ta por aquí. Vie­ne, me la de­ja en la puer­ta y ha­bla­mos un ra­to a tra­vés de la ven­ta­na”.

RU­TI­NAS

“Las lis­tas son mis alia­das, me ayu­dan a no per­der el rit­mo, el nor­te y por su­pues­to la ca­be­za. Lis­ta de ru­ti­nas, lis­ta de co­mi­das y por su­pues­to lis­ta con to­das lo que quie­ro ha­cer cuan­do es­to ter­mi­ne. Por­que va a ter­mi­nar, que no se nos ol­vi­de. Es­to es TEM­PO­RAL”

Su mo­men­to fa­vo­ri­to lle­ga a las 6 de la tar­de. En­ton­ces Ele­na, que se ha for­ma­do co­mo en­tre­na­do­ra per­so­nal, tie­ne ese mo­men­to que une su pro­fe­sión y su pa­sión. “45 mi­nu­tos de des­fo­gue, de co­ne­xión, de co­mu­ni­dad, de tra­ba­jo, de su­dor (ben­di­to su­dor), y de po­der se­guir tra­ba­jan­do pa­ra apren­der ca­da día un po­qui­to más. Es­to es­tá sien­do un re­to pa­ra to­dos los que ama­mos es­ta pro­fe­sión. Ca­da día un en­treno di­fe­ren­te, di­ver­ti­do, más du­ro, más es­pe­cí­fi­co. Es­to es lo que pue­do apor­tar al mun­do des­de aquí. Es­te es mi com­pro­mi­so per­so­nal en es­te con­fi­na­mien­to”.

Y así día tras día. “Es­to no nos lo es­pe­rá­ba­mos, es ver­dad. Ni aque­lla cues­ta en el km 18 en esa úl­ti­ma me­dia ma­ra­tón tam­po­co, ¿te acuer­das?, y lo hi­ci­mos, va­ya si lo hi­ci­mos y lle­ga­mos a la me­ta más fuer­tes, más fe­li­ces y más va­lien­tes que nun­ca”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.