DIE­TA PA­RA PER­DER LOS 3 A 5 KILOS DE LA CUA­REN­TE­NA

Por YOLANDA VÁZ­QUEZ MAZARIEGO (Dra. en Cien­cias Bio­ló­gi­cas, es­pe­cia­li­za­da en Nu­tri­ción y Sa­lud De­por­ti­va)

Sportlife - - NUTRICIÓN -

Di­cen los ex­per­tos y las en­cues­tas que en es­tas se­ma­nas de cua­ren­te­na en ca­sa po­de­mos ha­ber lle­ga­do a en­gor­dar de 3 a 5 kilos, una me­dia de 4 kilos se­gún cálcu­los apro­xi­ma­dos de la SEEN (So­cie­dad Es­pa­ño­la de En­do­cri­no­lo­gía y Nu­tri­ción). No só­lo por el au­men­to del se­den­ta­ris­mo en ca­sa, es­pe­cial­men­te por el au­men­to en la in­ges­ta de ca­lo­rías de pro­duc­tos co­mo cho­co­la­te, ha­ri­nas, re­fres­cos y al­cohol.

Se­gún los da­tos del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Pes­ca y Ali­men­ta­ción, se ha ob­ser­va­do un au­men­to ge­ne­ra­li­za­do en el con­su­mo de ali­men­tos co­mo ha­ri­na, cho­co­la­te, re­fres­cos y al­cohol, has­ta un 62,6% de in­cre­men­to de las ven­tas de vino, un 70,1% de la cer­ve­za y un 79,3% en las be­bi­das es­pi­ri­tuo­sas en el mes de abril, cuan­do ya lle­vá­ba­mos más de un mes de con­fi­na­mien­to. Es­tos da­tos se han ob­te­ni­do al com­pa­rar las com­pras del año pa­sa­do en el mis­mo pe­rio­do de abril. Ade­más, han en­con­tra­do que des­de que es­ta­mos con­fi­na­dos, co­me­mos y be­be­mos en­tre ho­ras un 55% más que an­tes. La bue­na no­ti­cia es que tam­bién he­mos in­cre­men­ta­do la com­pra de fru­ta (23,1%) y se com­pran más kilos de hor­ta­li­zas y pa­ta­tas, tan­to fres­cas (+31,2%) co­mo trans­for­ma­das (+31,6%).

Tras unas pri­me­ras se­ma­nas en las que se com­pra­ron y al­ma­ce­na­ron pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad, he­mos ido pa­san­do a una mo­de­ra­ción en es­tas com­pras al tiem­po que se in­cre­men­ta la ad­qui­si­ción de pro­duc­tos que ha­bi­tual­men­te se con­su­men en ba­res y res­tau­ran­tes, con cre­ci­mien­tos por en­ci­ma del 50%, co­mo vino, cer­ve­za y be­bi­das es­pi­ri­tuo­sas, así co­mo ta­ble­tas de cho­co­la­te, snacks y fru­tos se­cos.

La com­pra de pan ha te­ni­do cre­ci­mien­tos pro­gre­si­vos se­ma­na a se­ma­na, has­ta al­can­zar una subida del 20% en es­ta úl­ti­ma. Cu­rio­sa­men­te, el ma­yor au­men­to de la com­pra es­tá en la ha­ri­na, el ali­men­to más desea­do pa­ra ha­cer pan en ca­sa, a pe­sar de que es ca­si im­po­si­ble de en­con­trar la le­va­du­ra ne­ce­sa­ria pa­ra la fer­men­ta­ción y que suba la ma­sa del pan.

Y aun­que los es­pa­ño­les de­di­ca­mos más tiem­po a la co­ci­na, tam­bién sube la com­pra de pla­tos pre­pa­ra­dos, con un 23% más de vo­lu­men en es­ta se­ma­na y cre­ci­mien­tos cons­tan­tes en to­das las an­te­rio­res. En el ca­so de per­so­nas de­por­tis­tas, la ga­nan­cia de pe­so pue­de ser fal­sa, y los kilos ga­na­dos po­si­ble­men­te co­rres­pon­den a kilos de múscu­lo, ya que nos cons­ta que al me­nos los se­gui­do­res de Sport Li­fe re­vis­ta pa­pel y di­gi­tal, he­mos se­gui­do en­tre­nan­do con la cua­ren­te­na, con los ví­deos y en­tre­na­mien­tos on­li­ne de nues­tros co­la­bo­ra­do­res co­mo Raúl No­ta­rio, Noe To­dea, Beatriz Cres­po, Sa­ra Ro­zas… Así co­mo he­mos man­te­ni­do una bue­na ali­men­ta­ción con los con­se­jos, die­tas y re­ce­tas de sportlife. es,

En el ca­so de per­so­nas se­den­ta­rias, la ga­nan­cia de pe­so se­rían kilos de gra­sa, no de múscu­lo, y 3-5 kilos de pe­so ex­tra pue­den ser un pe­li­gro pa­ra la sa­lud, no só­lo una cues­tión de es­té­ti­ca y de te­ner que com­prar una ta­lla más de ro­pa.

Si nues­tro pe­so ha au­men­ta­do, es­ta­mos a tiem­po de po­ner­le re­me­dio es­te mes de ma­yo, y lle­gar al ve­rano en nues­tro pe­so, de for­ma sa­lu­da­ble, con ejer­ci­cio y una die­ta. Y aún así, co­mo apun­ta­ba an­te­rior­men­te el en­tre­na­dor y nu­tri­cio­nis­ta Ja­vi Puen­tes, el se­den­ta­ris­mo y las co­mi­das ca­se­ras pue­den des­com­pen­sar la ba­lan­za ca­ló­ri­ca y ha­cer que ga­ne­mos al­gu­nos kilos al que­dar­nos en ca­sa por la crisis del CO­VID-19.

Si es tu ca­so, y no­tas que la cintura del ‘pin­chan­dal’ em­pie­za a apre­tar, pe­ro no te atre­ves a pro­bar­te tus va­que­ros slim… ya va sien­do ho­ra de que sa­ques la báscula, te en­fren­tes a ella y com­prue­bes cuál es tu pe­so, pe­ro no mi­res só­lo los kilos que mar­ca, Aho­ra es el mo­men­to de sa­car­le par­ti­do a esa báscula de im­pe­dan­cia eléc­tri­ca que te com­pras­te ha­ce me­ses y no uti­li­zas o que pue­des com­prar on­li­ne pa­ra que te la trai­gan a ca­sa. Es­tas bás­cu­las per­mi­ten me­dir no so­lo el pe­so en kilos, tam­bién te di­cen el por­cen­ta­je de gra­sa, múscu­lo y agua de tu cuer­po, pa­ra que pue­das com­pro­bar con ma­yor pre­ci­sión co­mo ha cam­bia­do tu com­po­si­ción cor­po­ral du­ran­te la cua­ren­te­na, si has en­gor­da­do kilos de múscu­lo o de gra­sa. Son una he­rra­mien­ta útil, aun­que las de uso ca­se­ro no son tan pre­ci­sas co­mo las de la con­sul­ta del es­pe­cia­lis­ta, te ayu­da­rán a co­no­cer tu cuer­po y man­te­ner­te en for­ma ajus­tan­do la die­ta y el entrenamie­nto.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.