CLA­VES PA­RA ELI­MI­NAR KILOS DE GRA­SA COR­PO­RAL TRAS EL AIS­LA­MIEN­TO

Es pro­ba­ble que du­ran­te es­te pe­rio­do de ais­la­mien­to fren­te al CO­VID-19 ha­ya­mos no­ta­do có­mo ha au­men­ta­do nues­tro por­cen­ta­je de gra­sa cor­po­ral por cul­pa de uno o va­rios de es­tos fac­to­res:

Sportlife - - NUTRICIÓN - Por JA­VIER PUEN­TES y LAU­RA CANTERO

1. La dis­mi­nu­ción del vo­lu­men de ac­ti­vi­dad fí­si­ca dia­ria.

El he­cho de des­per­tar­nos más tar­de o no ha­ber po­di­do ir a nues­tros tra­ba­jos ni desem­pe­ña­do las la­bo­res aso­cia­das a los mis­mos o la im­po­si­bi­li­dad de en­tre­nar al ai­re li­bre o en nues­tros gim­na­sios o en el peor de los ca­sos, la su­ma de to­do lo men­cio­na­do an­te­rior­men­te, ha ge­ne­ra­do que nos mo­va­mos con­si­de­ra­ble­men­te me­nos de lo ha­bi­tual a lo lar­go del día.

2. El au­men­to del con­su­mo de ali­men­tos y/o de me­nor ca­li­dad nu­tri­cio­nal y/o con ma­yor con­te­ni­do ca­ló­ri­co.

Ha­brás po­di­do iden­ti­fi­car co­mo al per­ma­ne­cer más tiem­po en ca­sa y sen­tir el abu­rri­mien­to se ha des­per­ta­do nues­tro ape­ti­to, no siem­pre real, in­du­cien­do es­te a co­mer más can­ti­da­des o ali­men­tos me­nos sa­lu­da­bles. Ade­más, el he­cho de te­ner la ne­ve­ra y la des­pen­sa tan a mano no ha ayu­da­do en ab­so­lu­to. Y si en­ci­ma pa­ra col­mo, he­mos des­cu­bier­to que te­ne­mos una gran ha­bi­li­dad pa­ra la re­pos­te­ría, to­do ello se con­vier­te en fac­to­res que pre­dis­po­nen la ga­nan­cia pon­de­ral.

3. La dis­mi­nu­ción o em­peo­ra­mien­to del des­can­so.

Co­mo sa­bía­mos que al día si­guien­te te­nía­mos me­nos obli­ga­cio­nes que cum­plir, no sen­tía­mos nin­gu­na pri­sa a la ho­ra de ir­nos a la cama es­ti­ran­do el tiem­po con el mó­vil o con nues­tra se­rie fa­vo­ri­ta has­ta que se nos ce­rra­ban los ojos por sí so­los. Es­to ha va­ria­do nues­tros rit­mos cir­ca­dia­nos al­te­ran­do el re­loj bio­ló­gi­co y por en­de la es­ti­mu­la­ción de al­gu­nas hor­mo­nas. Mu­chas de ellas pro­du­ci­das por la no­che mien­tras des­can­sa­mos e ín­ti­ma­men­te re­la­cio­na­das con el me­ta­bo­lis­mo li­pí­di­co, co­mo es la hor­mo­na es­ti­mu­lan­te de la ti­roi­des o el con­trol de la sa­cie­dad en el ca­so de la lep­ti­na.

4. El au­men­to de los ni­ve­les de es­trés.

He­mos vi­vi­do y se­gui­re­mos viviendo una de las si­tua­cio­nes más di­fí­ci­les y preo­cu­pan­tes co­mo in­di­vi­duos y co­mo so­cie­dad a ni­vel mun­dial. He­mos vis­to en­fer­mar a fa­mi­lia­res y se­res que­ri­dos, he­mos sen­ti­do la in­cer­ti­dum­bre de per­der nues­tros tra­ba­jos o di­rec­ta­men­te per­der­los vien­do con­si­de­ra­ble­men­te re­du­ci­da la ca­pa­ci­dad de sus­ten­to de nues­tras

fa­mi­lias, he­mos com­pro­ba­do la pre­sión que ejer­ce la so­le­dad y el ais­la­mien­to en es­tos in­ci­pien­tes días pri­ma­ve­ra­les en los que so­lo que­re­mos es­tar en la ca­lle ro­dea­dos de los nues­tros. En de­fi­ni­ti­va, he­mos so­por­ta­do una car­ga emo­cio­nal a la cual no es­ta­mos acos­tum­bra­dos. Al­go que ha ge­ne­ra­do que se dis­pa­ren nues­tros ni­ve­les de cor­ti­sol. Una hor­mo­na que en su jus­ta me­di­da es más que ne­ce­sa­ria pe­ro que en ex­ce­so pue­de com­pro­me­ter el me­ta­bo­lis­mo de car­bohi­dra­tos, gra­sas y pro­teí­nas en­tre otros de los mu­chos efec­tos ne­ga­ti­vos.

Ca­be des­ta­car que no han te­ni­do por­qué dar­se to­dos los mo­ti­vos an­te­rio­res de for­ma si­mul­ta­nea pa­ra sen­tir esa ga­nan­cia en el com­par­ti­men­to cor­po­ral que más nos cues­ta man­te­ner a ra­ya. La gra­sa cor­po­ral, y más con­cre­ta­men­te, la gra­sa sub­cu­tá­nea y/o vis­ce­ral. Es­ta úl­ti­ma, im­po­si­ble de ver des­de fue­ra con nues­tros pro­pios ojos, y más pe­li­gro­sa.

Pe­ro tran­qui­los, que no sal­te la alar­ma que bas­tan­te alar­ma he­mos te­ni­do ya con la apli­ca­ción del Real De­cre­to. Des­de es­te ar­tícu­lo, que­re­mos pro­po­ne­ros 10 re­co­men­da­cio­nes nu­tri­cio­na­les que con­si­de­ra­mos que son cla­ve pa­ra vol­ver a re­cu­pe­rar o me­jo­rar nues­tra com­po­si­ción cor­po­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.