Co­rrup­ción po­lí­ti­ca

Es la his­to­ria en ocho ca­pí­tu­los de un ti­po me­dio­cre con una am­bi­ción des­me­di­da.

SuperTele - - Contents -

Javier Cá­ma­ra se mete aho­ra en la piel de un po­lí­ti­co bas­tan­te me­dio­cre, pe­ro con una am­bi­ción des­me­di­da, en la co­me­dia Vo­taJuan, que el ca­nal TNT es­tre­na­rá en

enero.

Cual­quier pa­re­ci­do ra­zo­na­ble no es sim­ple coin­ci­den­cia: “To­ma­mos no­ta de mu­chos po­lí­ti­cos, y so­bre to­do de uno es­pe­cia­lis­ta en me­ter la pa­ta, pe­ro he­mos de­ci­di­do no des­ve­lar su nom­bre”, de­cla­ra Da­vid Se­rrano, que di­ri­ge a Javier Cá­ma­ra co­mo el mi­nis­tro Juan Carrasco, un ti­po pu­si­lá­ni­me que des­ta­pa su am­bi­ción cuan­do as­pi­ra a ocu­par la Mon­cloa.

En­tre las gran­des pro­duc­cio­nes in­ter­na­cio­na­les con lí­de­res que re­suel­ven asun­tos de­ci­si­vos pa­ra

di­rec­tor Da­vid Se­rrano des­cri­ben a un can­di­da­to a pre­si­den­te en es­ta co­me­dia que lle­ga en enero a TNT

el pla­ne­ta, sur­ge Vo­ta Juan, crea­ción de Die­go San Jo­sé ( Ocho ape­lli­dos vas­cos) y Juan Ca­ves­tany ( Ver­güen­za). “Carrasco so­lo tie­ne en co­mún con aque­llos su sed de po­der”, aña­de Se­rrano.

El ar­te de la pi­ca­res­ca

“No es cul­to ni de­ma­sia­do in­te­li­gen­te, y no tie­ne pu­dor pa­ra men­tir y apro­piar­se de ideas aje­nas”. Es­te po­lí­ti­co su­ple su in­com­pe­ten­cia con la pi­ca­res­ca, “al­go tí­pi­ca­men­te es­pa­ñol, pa­ra lo bueno y pa­ra lo ma­lo”. Y re­sul­ta creí­ble en ca­da pues­ta en es­ce­na gra­cias al talento del ac­tor: “Cá­ma­ra ya hi­zo per­fec­to el primer en­sa­yo de un mi­tin. No ha ne­ce­si­ta­do ase­so­res”. Sí hu­bo una reunión con una ex­per­ta en pro­to­co­lo, que con­tó “co­sas muy ju­go­sas”.

Vo­ta Juan es al­go más que una pa­ro­dia: “Tie­ne tam­bién un tono amar­go y os­cu­ro, que avan­za se­gún el es­ta­do aními­co del per­so­na­je”. “La po­lí­ti­ca es la pun­ta del ice­berg”, aña­de Cá­ma­ra, en­gan­cha­do “al as­pec­to cu­tre, sór­di­do y de­s­es­pe­ran­za­dor de la his­to­ria: Juan no mi­de las con­se­cuen­cias vi­ta­les ni emo­cio­na­les de sus ac­tos. Su sue­ño es ser en­tre­vis­ta­do en El hor­mi­gue­ro, y so­lo con­si­gue par­ti­ci­par en un con­cur­so au­to­nó­mi­co de co­ci­na”. La mez­cla de in­tri­ga con la vida pri­va­da mar­ca tam­bién la di­fe­ren­cia: “Vo­ta… no es un ti­po de co­me­dia que es­te­mos ha­bi­tua­dos a ver; es ri­ca y ori­gi­nal”, con­fir­ma el di­rec­tor. Y pa­ra Cá­ma­ra, has­ta cons­truc­ti­va: “Al la­do de des­truc­to­res del mun­do co­mo Do­nald Trump, nues­tros po­lí­ti­cos son unos apren­di­ces que so­lo ex­po­nen su me­dio­cri­dad”.

De ocho en­tre­gas, se es­tre­na en enero: “Con to­do lo que pa­sa en nues­tro país es bueno un pro­duc­to así – aña­de el ac­tor–. Cuan­to más su­fra el per­so­na­je, más dis­fru­ta­rán los es­pec­ta­do­res”.

“Cuan­to más su­fra el per­so­na­je, más dis­fru­ta­rá el pú­bli­co”

(J. Cá­ma­ra)

Ro­da­je en es­pa­cios na­tu­ra­les.En la Uni­ver­si­dad Po­li­téc­ni­ca de Ma­drid. Víc­tor Gar­cía León, con Adam Je­ziers­ki, di­ri­gió cua­tro epi­so­dios. Con el di­rec­tor Da­vid Se­rrano. Pro­du­ci­da por 100 Ba­las, tam­bién mues­tra la vida per­so­nal del po­lí­ti­co.Fo­to de fa­mi­lia. Con más pre­sen­cia de mu­je­res –“en es­ta se­rie son más in­te­li­gen­tes y ho­nes­tas”–, Da­vid Se­rrano ani­ma a “reír­se de la po­lí­ti­ca”. En es­te sel­fi po­sa con el re­par­to: Nu­ria Men­cía (je­fa del ga­bi­ne­te); Yaël Be­li­cha (mu­jer de Juan); Adam Je­ziers­ki (se­cre­ta­rio); Javier Cá­ma­ra (Juan Carrasco); Ma­ría Pu­jal­te (pren­sa); Mo­na Mar­tí­nez (asis­ten­ta), y Esty Que­sa­da (hi­ja de Juan). Una es­ce­na que re­crea un en­cuen­tro con la pren­sa. Con su hi­ja fic­ti­cia, Esty Que­sa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.