Car­toon Network ce­le­bra su 20 aniver­sa­rio pre­mian­do a tres de­por­tis­tas fe­me­ni­nas de éli­te

Ca­pa­ci­dad de li­de­raz­go, for­ta­le­za fí­si­ca y sen­ti­do de la jus­ti­cia. Es­tas de­por­tis­tas com­par­ten ras­gos con las su­per­he­roí­nas, con­ver­ti­das en sím­bo­lo del em­po­de­ra­mien­to fe­me­nino.

SuperTele - - Contents -

“Siem­pre he de­di­ca­do mis lo­gros y me­jo­ras al equi­po”

(Ama­ya) “Nues­tros po­de­res son el tra­ba­jo y la dis­ci­pli­na”

(Ly­dia)

“Des­de pe­que­ñi­ta he en­tre­na­do pa­ra ser una

si­re­na”

(Ona)

Ellas no tie­nen que lu­char con­tra los vi­lla­nos de Towns­vi­lle o con­tro­lar a Mo­jo Jo­jo, sur­gi­do del mis­mo la­bo­ra­to­rio que Cac­tus, Bur­bu­ja y Pé­ta­lo, Las Su­per­ne­nas. Pe­ro la ex­ju­ga­do­ra de ba­lon­ces­to Ama­ya Val­de­mo­ro, la hal­te­ró­fi­la Ly­dia Va­len­tín y la na­da­do­ra Ona Car­bo­nell pro­mue­ven va­lo­res co­mo “el afán de su­pera­ción, el tra­ba­jo en equi­po y la cons­tan­cia” en el mun­do del de­por­te y en la vi­da. Por eso han si­do me­re­ce­do­ras del pre­mio otor­ga­do por Car­toon Network pa­ra ce­le­brar el 20 aniver­sa­rio de la se­rie de ani­ma­ción, y se han con­ver­ti­do en ima­gen del Em

po­wer­puff, cam­pa­ña de Boing. “Una de­por­tis­ta y tam­bién una su­per­ne­na de­ben estar al ser­vi­cio del gru­po, de­di­car­le to­das tus me­jo­ras y lo­gros in­di­vi­dua­les”, di­ce Ama­ya, le­yen­da de la Se­lec­ción de ba­lon­ces­to y aho­ra comentarista de Movistar+. Con un bron­ce mun­dial; cin­co me­da­llas en ocho Eu­ro­bas­ket, en­tre ellos el oro de Fran­cia 2013; tres ani­llos de la liga WNBA…, se sien­te or­gu­llo­sa de ha­ber con­tri­bui­do a que el ba­lon­ces­to fe­me­nino es­pa­ñol sea “una po­ten­cia mun­dial”. Y ase­gu­ra que el ras­go que le ha ayu­da­do a triun­far es su ca­pa­ci­dad de li­de­raz­go. Qui­zás por eso se iden­ti­fi­ca con Cac­tus: “Es la más ca­ñe­ra”, ríe.

230 días en el agua

Ade­más de ce­le­brar su re­cien­te triun­fo en Mas­ter­chef Ce­le­bri

ty, Ona Car­bo­nell con­si­de­ra “un ho­nor” que la re­la­cio­nen con

Las Su­per­ne­nas. Icono de la sin­cro­ni­za­da, se ha col­ga­do más de 30 me­da­llas en­tre Jue­gos Olím­pi­cos, Eu­ro­peos y Mun­dia­les. Cuen­ta que tra­ba­ja en la pis­ci­na en­tre ocho y diez ho­ras ca­da jor­na­da, lo que su­ma cer­ca de 230 días al año en el agua.

La na­da­do­ra con­si­de­ra el pre­mio co­mo “una opor­tu­ni­dad pa­ra ser­vir de ejem­plo pa­ra ni­ños y ni­ñas. Hay que lu­char per­si­guien­do tu sue­ño, que es lo que he he­cho en mi vi­da. Me en­can­ta­ba el bai­le y des­de pe­que­ñi­ta he en­tre­na­do pa­ra ser una si­re­na”. Aun­que tam­bién se ilu­sio­nó por­que es­tos per­so­na­jes fue­ron una re­fe­ren­cia pa­ra ella: “Cre­cí vien­do es­tos di­bu­jos”. Y se ve re­fle­ja­da en Pé­ta­lo por su crea­ti­vi­dad. Ona es­tu­dia Di­se­ño de Mo­da y tie­ne un lí­nea de ba­ña­do­res: “Ya es­toy pen­sa­do en el mo­de­lo que lu­ci­re­mos las chi­cas de la sin­cro­ni­za­da en el Mun­dial de Co­rea 2019”.

La sen­si­bi­li­dad

Ly­dia Va­len­tín, en cam­bio, sien­te mu­cha sim­pa­tía por Bur­bu­ja: “Es dul­ce, pe­ro cuan­do las cir­cuns­tan­cias lo re­quie­ren, sa­ca su for­ta­le­za fí­si­ca, co­mo yo. Pe­ro lo im­por­tan­te es man­te­ner la sen­si­bi­li­dad”. La cua­tro ve­ces cam­peo­na con­ti­nen­tal de hal­te­ro­fi­lia, pla­ta en Pe­kín 2008, oro en Lon­dres 2012 y bron­ce en Río 2016, que ade­más aca­ba de triun­far en el Mun­dial de Turk­me­nis­tán, sub­ra­ya co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca co­mún con los per­so­na­jes la re­sis­ten­cia: “Lo que te ha­ce avan­zar es la ca­pa­ci­dad pa­ra su­pe­rar di­fi­cul­ta­des”. Y afir­ma que “pa­ra ser una he­roí­na so­lo ha­ce fal­ta tra­ba­jo, dis­ci­pli­na y un ob­je­ti­vo cla­ro. Esos son los po­de­res”. Tan­to Ly­dia, a quien ve­re­mos en

Via­je­ras con B (Movistar+), co­mo sus com­pa­ñe­ras, ce­le­bran es­te re­co­no­ci­mien­to vin­cu­la­do con las mu­je­res: “Es im­por­tan­te con­cien­ciar a ni­ños y ni­ñas en el em­po­de­ra­mien­to, que sien­tan que pue­den ha­cer lo que ellos quie­ran”.

“Si al­go ad­mi­ro de ellas es que no tie­nen mie­do, al­go que te im­pi­de cre­cer y su­pe­rar­te”, aña­de Ama­ya. Y Ona re­cuer­da que “hay mu­chas su­per­ne­nas que es­tán con­si­guien­do me­da­llas en el de­por­te. Y lo me­jor es que se ha crea­do una ba­se im­por­tan­te pa­ra se­guir su­man­do”. Nin­gu­na tie­ne vi­sión de Ra­yos X ni ca­pa­ci­dad pa­ra vo­lar co­mo sus ré­pli­cas, pe­ro se han con­ver­ti­do en re­fe­ren­te fe­me­nino y fuen­te de ins­pi­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.