Tiempo - - ACTUALIDAD -

tes so­bre lo que se pue­de es­pe­rar en las pró­xi­mas se­ma­nas. No es­tán in­ha­bi­li­ta­dos y po­drían ser can­di­da­tos a la in­ves­ti­du­ra, si así lo pro­po­ne el pre­si­den­te o pre­si­den­ta del Par­la­ment tras ha­blar con los gru­pos. El Re­gla­men­to di­ce que pa­ra ser can­di­da­to hay que ser diputado, con­di­ción que ya ten­drán a esas al­tu­ras por­que po­drán ha­ber he­cho los trá­mi­tes pre­vios a dis­tan­cia. No tie­nen que pre­sen­tar per­so­nal­men­te su cre­den­cial pa­ra ob­te­ner su ac­ta de diputado, por­que eso sue­le ha­cer­lo un re­pre­sen­tan­te de sus par­ti­dos, y tam­po­co su de­cla­ra­ción de bie­nes. Co­mo par­ti­cu­la­ri­dad ca­ta­la­na, pue­den ju­rar o pro­me­ter la Cons­ti­tu­ción y el Es­ta­tu­to por escrito. Sí de­be­rían asis­tir a la se­sión de in­ves­ti­du­ra en la que al­guno de los dos fue­ra can­di­da­to. En el ca­so de Jun­que­ras, ERC tie­ne un es­tu­dio que apun­ta la po­si­bi­li­dad de pe­dir per­mi­so a Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias pa­ra que pue­da asis­tir a los ple­nos de in­ves­ti­du­ra. En él se ci­ta el pre­ce­den­te de Juan Car­los yol­di, en­car­ce­la­do co­mo pre­sun­to miem­bro de EtA, a quien en 1986 se le per­mi­tió sa­lir de la cár­cel pa­ra pre­sen­tar su pro­gra­ma co­mo can­di­da­to de HB a len­da­ka­ri. En 1987, al diputado na­va­rro Gui­ller­mo Ar­be­loa, tam­bién

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.