Ál­va­ro Nie­to (p. 31)

Tiempo - - CONTENTS - Ál­va­ro Nie­to anie­to.tiem­[email protected]­po­ze­ta.es

Las elec­cio­nes del 21-D han de­ja­do un pa­no­ra­ma muy pa­re­ci­do al que ha­bía an­tes, pe­ro hay mo­ti­vos pa­ra ser op­ti­mis­tas. Vea­mos al­gu­nos:

1.- Los in­de­pes tie­nen la ma­yo­ría ab­so­lu­ta, pe­ro des­de 2010 han per­di­do dos es­ca­ños en ca­da elec­ción. En­ton­ces ob­tu­vie­ron 76. En 2012, 74; en 2015, 72; y aho­ra, 70.

2.- Los so­be­ra­nis­tas han com­pro­ba­do las con­se­cuen­cias de la vía uni­la­te­ral (fu­ga de em­pre­sas, caí­da del tu­ris­mo, pri­sión pa­ra sus lí­de­res...), por lo que es pre­vi­si­ble que mo­de­ren sus po­si­cio­nes.

3.- Los par­ti­dos de Puig­de­mont y Jun­que­ras, en lu­gar de echar­se en ma­nos de la CUP, qui­zás bus­quen una ma­yo­ría con los co­mu­nes de Ada Co­lau y, en vez de rom­per con el Es­ta­do, ape­len a la ne­go­cia­ción pa­ra lo­grar un re­fe­rén­dum pac­ta­do.

4.- Al ha­ber va­rios dipu­tados en pri­sión o fu­ga­dos, el día que se cons­ti­tu­ya el Par­la­ment pue­de que los so­be­ra­nis­tas no su­men pa­ra im­po­ner al pre­si­den­te de la Cá­ma­ra.

5.- La di­fi­cul­tad de que Puig­de­mont pue­da re­pe­tir co­mo pre­si­den­te (si re­gre­sa se­ría en­car­ce­la­do) y la pri­sión de Jun­que­ras po­drían abo­car al in­de­pen­den­tis­mo a bus­car otros lí­de­res.

6.- Qui­zás Ra­joy ha­ya en­ten­di­do por fin que hay que ha­cer al­go más pa­ra arre­glar es­te gran lío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.