LAS ME­JO­RES FO­TO­GRA­FÍAS

Imá­ge­nes pa­ra el re­cuer­do

Tiempo - - SUMARIO -

alo lar­go de 36 años, por TIEM­PO han pa­sa­do nu­me­ro­sos fo­tó­gra­fos, al­gu­nos de los cua­les ocu­pan un lu­gar des­ta­ca­do en la his­to­ria del pe­rio­dis­mo es­pa­ñol. Las pró­xi­mas pá­gi­nas son un ho­me­na­je a los pro­fe­sio­na­les de la ima­gen y re­co­gen al­gu­nas de las fo­tos más im­por­tan­tes pu­bli­ca­das en TIEM­PO. Va­rias son de Que­ca Cam­pi­llo, mí­ti­ca fo­to­pe­rio­dis­ta que fa­lle­ció en 2015. La ale­gría de Que­ca ha­cía tem­blar la tie­rra des­de diez mi­nu­tos an­tes de que en­tra­se por la puer­ta. Era un ti­fón, un ki­lo de cas­ca­be­les, una fuer­za que ha­cía vo­lar los pa­pe­les de las me­sas al pa­sar. Co­rría la ma­ra­tón, eso lo sa­bía­mos, pe­ro no so­lo cuan­do se cal­za­ba las za­pa­ti­llas: era siem­pre así, de­ci­di­da, son­rien­te, atro­pe­lla­da, ve­loz, de re­fle­jos ins­tan­tá­neos. Que­ca es­tu­vo en el na­ci­mien­to de es­ta re­vis­ta y es evi­den­te que le im­pri­mió su con­cep­to de la vi­da, la hi­zo co­mo ha si­do siem­pre. Su con­cep­to de la fo­to­gra­fía era, a la vez, tra­vie­so y au­daz. Lo su­yo no eran las com­po­si­cio­nes de es­tu­dio. Que­ca, que tra­ta­ba con el mis­mo des­par­pa­jo al Rey que a un guar­dia ur­bano de To­me­llo­so, ne­ce­si­ta­ba ver al­go que los de­más no veían pa­ra des­en­fun­dar la cá­ma­ra co­mo los gue­par­dos sal­tan so­bre las ga­ce­las: con tan­ta ve­lo­ci­dad co­mo pre­ci­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.