Bor­der Co­llie

Todo Perros - - Fermosos y Perros -

Los ro­ma­nos fue­ron los pri­me­ros en es­ta­ble­cer el ti­po de pe­rro de pas­tor bri­tá­ni­co. De he­cho, el pri­mer “stan­dard” de la ra­za fue in­clui­do en un ma­nual pa­ra agri­cul­to­res es­cri­to por Mar­co Te­ren­cio Va­rrón, y du­ran­te mu­chos si­glos se­ría la úni­ca de­fi­ni­ción mor­fo­ló­gi­ca pa­ra es­te pe­rro. Sus pro­ge­ni­to­res eran pe­rros co­no­ci­dos co­mo Wor­king Co­llie, Old-fas­hio­ned Co­llie, Farm Co­llie y En­glish Co­llie, óp­ti­mos en el tra­ba­jo pe­ro di­fí­ci­les de con­tro­lar y ru­dos con el ga­na­do, por lo que la ra­za se cru­zó su­ce­si­va­men­te con pe­rros más con­tro­la­bles.

Ca­rac­te­rís­ti­cas Es un pe­rro bien pro­por­cio­na­do, ideal pa­ra la reunión y con­duc­ción de re­ba­ños, te­naz y re­sis­ten­te. La ca­be­za tie­ne el crá­neo bas­tan­te an­cho, ho­ci­co fuer­te, stop bien mar­ca­do, tru­fa ne­gra (ma­rrón en los pe­rros co­lor cho­co­la­te, pi­za­rra en los azu­les) con ven­ta­nas desa­rro­lla­das, ojos bien dis­tan­cia­dos, de for­ma ova­la­da y de co­lor ma­rrón (azul en los blue­mer­le), con ex­pre­sión dul­ce y des­pier­ta, y ore­jas de di­men­sio­nes y textura me­dias, lle­va­das erec­tas o se­mi­erec­tas. El man­to pue­de ser mo­de­ra­da­men­te lar­go o cor­to y den­so, de textura me­dia­na, con ca­pa in­ter­na suave y den­sa; en la va­rie­dad de pe­lo lar­go for­ma me­le­nas, ele­nas, fle­cos y co­la de ce­pi­llo, y en la ca­ra, las ore­jas, s, los miem­bros an­te­rio­res (ex­cep­to por los fle­cos) s) y los miem­bros pos­te­rio­res (des­de los

cor­ve­jo­nes has­ta el sue­lo) de­be ser cor­to y liso. Se ad­mi­ten to­dos los co­lo­res (blan­co y ne­gro, blan­co y cho­co­la­te, ro­jo y blan­co o amarillo y blan­co, azul y blan­co, li­la y blan­co, sa­ble y blan­co, tri­co­lor, sadd­le pat­tern, red-merle, sa­ble-merle, blue-merle) pe­ro el blan­co nun­ca de­be pre­do­mi­nar. El ma­cho tie­ne un al­tu­ra ideal de 53 cm, la hem­bra li­ge­ra­men­te in­fe­rior.

Ca­rác­ter Su me­jor cua­li­dad es la in­te­li­gen­cia, acom­pa­ña­da de gran ra­pi­dez de apren­di­za­je, ca­pa­ci­dad de es­ta­ble­cer un fuer­te vincu­lo con el due­ño, no­ta­ble ver­sa­ti­li­dad, que lo con­vier­te en ideal pa­ra di­ver­sos sec­to­res, des­de el de­por­ti­vo (es el rey en Agi­lity) al so­cial (so­bre to­do en la búsqueda de per­so­nas des­apa­re­ci­das), y un fuer­te ins­tin­to en la con­duc­ción de ani­ma­les co­mo gansos y ove­jas. Co­mo pe­rro pas­tor, su es­ti­lo es úni­co, ya que cuen­ta con el efec­to hip­nó­ti­co de su mi­ra­da. En fa­mi­lia es un pe­rro dó­cil, despierto, sen­si­ble e in­te­li­gen­te, na­da des­con­fia­do o agre­si­vo con los des­co­no­ci­dos y siem­pre con bue­na dis­po­si­ción a ha­cer nue­vos ami­gos en­tre sus se­me­jan­tes.

Pros Su in­te­li­gen­cia y su ca­pa­ci­dad de en­ten­der las co­sas al vue­lo cuan­do el due­ño lo ne­ce­si­ta son ex­cep­cio­na­les.

Contras Es un pe­rro muy desafian­te y que ne­ce­si­ta sen­tir­se siem­pre ocu­pa­do en al­gu­na ac­ti­vi­dad. Pa­ra el psi­có­lo­go y adies­tra­dor Stan­ley Co­ren, se en­cuen­tra en el pri­mer lu­gar por su ca­pa­ci­dad de apren­di­za­je, su in­te­li­gen­cia en el tra­ba­jo y su obe­dien­cia.

Gru­po: 1 PE­RROS DE PAS­TOR Y PE­RROS BO­YE­ROS Na­cio­na­li­dad: Gran Bre­ta­ña Di­fu­sión en 2012: 901

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.