Sch­nau­zer Gi­gan­te

Todo Perros - - Fermosos y Perros -

Los pro­ge­ni­to­res del Sch­nau­zer Gi­gan­te son una an­ti­gua ra­za ori­gi­na­ria de Ba­vie­ra, de pe­lo hir­su­to y co­la y ore­jas cor­ta­das. Sor­pren­den­te­men­te, el Sch­nau­zer Gi­gan­te no na­ce co­mo pe­rro de uti­li­dad ni co­mo pe­rro con­duc­tor de re­ba­ños, aun­que es­te fue, de he­cho, su em­pleo en la zo­na me­ri­dio­nal de Ale­ma­nia. Só­lo a fi­na­les del si­glo XIX, al­gu­nos cria­do­res que se die­ron cuen­ta de su po­ten­cial co­mo pe­rro de de­fen­sa, co­men­za­ron a se­lec­cio­nar­lo en es­ta di­rec­ción. Así, des­pués de ha­ber si­do re­co­no­ci­do ofi­cial­men­te en 1925, fue cla­si­fi­ca­do co­mo pe­rro de tra­ba­jo.

Ca­rac­te­rís­ti­cas Es un pe­rro gran­de, más com­pac­to que del­ga­do, ins­cri­to en un cua­dra­do. La ca­be­za es pro­por­cio­na­da al cuer­po, con stop muy acen­tua­do, tru­fa bien desa­rro­lla­da y siem­pre ne­gra, ho­ci­co que ter­mi­na en un cu­ña truncada, ca­ña na­sal rec­ta, ojos de for­ma ova­la­da, os­cu­ros y con ex­pre­sión vi­vaz, ore­jas do­bla­das y caí­das, de in­ser­ción al­ta y en for­ma de V. La co­la es na­tu­ral, pre­fe­ri­ble­men­te de sa­ble o de hoz. El pe­lo es du­ro

(“hi­lo de alam­bre”) y muy tu­pi­do, con ca­pa in­ter­na den­sa, un po­co me­nos du­ro en la ca­be­za y en las ex­tre­mi­da­des, cor­to so­bre la fren­te y las ore­jas, con la tí­pi­ca barba y cejas po­bla­das. Pue­de ser ne­gro pu­ro con ca­pa in­ter­na ne­gra, o sal y pi­mien­ta con ca­pa in­ter­na gris. La al­tu­ra a la cruz pa­ra los ma­chos y las hem­bras es de 60-70 cm, y el pe­so de 35-47 kg.

Ca­rác­ter Or­gu­llo­so, au­daz, va­lien­te, leal, in­te­li­gen­te y fá­cil de adies­trar, se ca­rac­te­ri­za por una cier­ta reserva ha­cia los des­co­no­ci­dos, lo que ha­ce de él un buen guar­dián. Su as­pec­to se­rio no de­be lle­var a en­ga­ños: en ca­sa es un pe­rro ex­pan­si­vo, equi­li­bra­do, tran­qui­lo, dó­cil y ca­ri­ño­so, que vi­ve bien en la at­mós­fe­ra fa­mi­liar y es­tá dis­pues­to a ju­gar con to­dos, aun­que tien­de a pres­tar más aten­ción a una per­so­na. Co­mo pe­rro de tra­ba­jo, cuen­ta con cua­li­da­des co­mo la in­te­li­gen­cia, la ap­ti­tud pa­ra ser adies­tra­do, la te­na­ci­dad, la ve­lo­ci­dad y la re­sis­ten­cia a la fa­ti­ga.

Pros Su pre­dis­po­si­ción a la re­cep­ción de ór­de­nes es una pre­rro­ga­ti­va de la ra­za.

Contras

Su pe­lo du­ro de­be cor­tar­se pe­rió­di­ca­men­te.

Gru­po: 2 PE­RROS DE DE­FEN­SA Y UTI­LI­DAD Na­cio­na­li­dad: Ale­ma­nia Di­fu­sión en 2012: 203 El nom­bre de la ra­za se adap­ta per­fec­ta­men­te a la reali­dad: la pa­la­bra “sch­nau­zer” se uti­li­za pa­ra in­di­car un gran bi­go­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.