Las dis­tin­tas com­pa­ti­bi­li­da­des

Todo Perros - - Cachorros -

fí­si­ca: re­sul­ta in­dis­pen­sa­ble pa­ra un buen ma­ne­jo de nues­tra mas­co­ta. Una des­com­pen­sa­ción gran­de en cuan­to a la fuer­za y el pe­so es con­tra­pro­du­cen­te a la ho­ra de su fu­tu­ra ma­ni­pu­la­ción, so­bre to­do por par­te de guías inex­per­tos que no go­zan de la ex­pe­rien­cia ne­ce­sa­ria pa­ra es­tos me­nes­te­res. La com­pa­ti­bi­li­dad fí­si­ca tie­ne que ser un fac­tor de­ter­mi­nan­te an­tes de la elec­ción del ca­cho­rro.

psi­co­ló­gi­ca: el fu­tu­ro pro­pie­ta­rio, de­be te­ner muy en cuen­ta cuá­les son sus ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias tem­pe­ra­men­ta­les, y ad­qui­rir un ca­cho­rro com­pa­ti­ble con su ni­vel de ener­gía. Si am­bos go­zan de un pa­ra­le­lis­mo tem­pe­ra­men­tal, se­rá mu­cho más fá­cil es­ta­ble­cer un buen víncu­lo y em­pa­ti­zar con su mas­co­ta. Es­te es el pi­lar fun­da­men­tal de la re­la­ción pa­ra con­se­guir un tra­ba­jo en equi­po ade­cua­do.

con el en­torno: ne­ce­si­ta­mos te­ner muy pre­sen­te el há­bi­tat en que el ani­mal desa­rro­lla­rá su vi­da, tan­to el es­pa­cio co­mo el ni­vel de ac­ti­vi­dad que po­da­mos pro­por­cio­nar­le. En fun­ción de las ca­rac­te­rís­ti­cas de ca­da ani­mal, és­te re­que­ri­rá de ma­yor o me­nor es­pa­cio, así co­mo de ma­yor o me­nor ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Tam­bién de­be­re­mos te­ner muy en cuen­ta las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas que so­por­ta­rá en su fu­tu­ra vi­da. Hay ra­zas mu­cho más pre­dis­pues­tas pa­ra aguan­tar si­tua­cio­nes de frío o ca­lor ex­ce­si­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.