Feed-back

Todo Perros - - Sumario - Por Iña­ki Mar­ki­nez A cu­ra del Dott. Pie­ro Bian­chi, Me­di­co ve­te­ri­na­rio

El feed-back, co­mo muy bien ex­pli­ca el maes­tro y es­cri­tor An­to­nio Pa­ra­mio Mi­ran­da en su fan­tás­ti­co li­bro Psi­co­lo­gia del apren­di­za­je y adies­tra­mien­to ca­nino, con­sis­te en dar in­for­ma­ción glo­bal al pe­rro de lo que de­be ha­cer y cuál se­rá la con­se­cuen­cia de di­cha con­duc­ta.

En in­fi­ni­dad de oca­sio­nes exi­gi­mos al pe­rro ac­cio­nes que no com­pren­de, ya sea por fal­ta de in­for­ma­ción o por una con­tin­gen­cia inade­cua­da. El feed-back de­be in­for­mar al pe­rro so­bre: 1) Qué de­be ha­cer. 2) Có­mo de­be ha­cer­lo. 3) Qué con­se­gui­rá si lo ha­ce. De es­tos tres fac­to­res de­pen­de­rá la ra­pi­dez y pre­ci­sión con que el ani­mal apren­de­rá la nue­va con­duc­ta o com­por­ta­mien­to. La ca­ren­cia de al­gu­na de es­tas tres pre­mi­sas le con­du­ci­rá a rea­li­zar con­duc­tas erró­neas, de mo­do que ten­dre­mos que ser muy pre­ci­sos en la ad­mi­nis­tra­ción de la in­for­ma­ción que apor­te­mos al pe­rro a la ho­ra de rea­li­zar las nue­vas con­duc­tas y en su con­tin­gen­cia. De no ser así, el pe­rro mos­tra­rá es­ta­dos de an­sie­dad y se mer­ma­rá su mo­ti­va­ción; su pre­dis­po­si­ción a la rea­li­za­ción de nue­vos com­por­ta­mien­tos dis­mi­nui­rá, ne­ga­ti­vi­zan­do los en­tre­na­mien­tos y desa­rro­llan­do emo­cio­nes ne­ga­ti­vas aso­cia­das a di­chas ac­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.