PRO­BLE­MAS DE CON­DUC­TA PA­RA TO­DA LA VI­DA

Todo Perros - - Actualidad -

El cú­mu­lo de pro­ble­mas con­duc­tua­les que desa­rro­lla­rá el ca­cho­rro, con to­da se­gu­ri­dad, pa­san­do sus fa­ses más de­ci­si­vas en una ur­na de cris­tal, se agra­va­rá en ma­yor o me­nor me­di­da en fun­ción del tem­pe­ra­men­to de ca­da in­di­vi­duo, es de­cir, del pa­tri­mo­nio ge­né­ti­co he­re­da­do de su pa­dre y de su ma­dre, así co­mo del tiem­po que du­re su ago­nía en esos crue­les ex­po­si­to­res. Si tie­ne la suer­te de caer en gra­cia, y es ad­qui­ri­do en un pe­rio­do cor­to de tiem­po, es pro­ba­ble que es­tas pa­to­lo­gías se mi­ni­mi­cen en cier­ta me­di­da. Aho­ra bien, si el po­bre ca­cho­rro no es ad­qui­ri­do pron­to y se ve obli­ga­do a man­te­ner su cal­va­rio, es muy pro­ba­ble que desa­rro­lle pro­ble­mas com­por­ta­men­ta­les que arras­tra­rá a lo lar­go de to­dos los días de su vi­da. Ani­mo a to­dos los lec­to­res de es­ta fan­tás­ti­ca re­vis­ta, que ten­gan in­ten­ción de ad­qui­rir una mas­co­ta, a que to­men muy en cuen­ta los fac­to­res aquí co­men­ta­dos. Si no es así, es muy pro­ba­ble que la ad­qui­si­ción de uno de es­tos ejem­pla­res de­ter­mi­ne de una ma­ne­ra muy ne­ga­ti­va sus ex­pec­ta­ti­vas a la ho­ra de te­ner a su la­do a un fiel com­pa­ñe­ro de cua­tro pa­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.