Ca­ren­cia co­mu­ni­ca­ti­va

Con­cien­cia­ción

Todo Perros - - Educación -

No de­be­mos bus­car pa­to­lo­gías irrea­les don­de só­lo hay una ca­ren­cia co­mu­ni­ca­ti­va. El pro­ble­ma ra­di­ca ge­ne­ral­men­te en que al pe­rro no se le ha do­ta­do de la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria so­bre có­mo de­be ac­tuar, o no se han es­ta­ble­ci­do lí­mi­tes con­cre­tos a sus ac­cio­nes. Su com­por­ta­mien­to es­ta­rá con­di­cio­na­do, en pri­mer lu­gar, por su tem­pe­ra­men­to, que es la par­te he­re­da­da de su ca­rác­ter (su pa­tri­mo­nio ge­né­ti­co), y en se­gun­do lu­gar por el en­torno y las ex­pe­rien­cias. La in­fuen­cia de es­tos dos as­pec­tos for­ja­rán su ca­rác­ter y con­di­cio­na­rán sus res­pues­tas en las di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.