La fi­sio­te­ra­pia en el pe­rro

Todo Perros - - Salud -

La fi­sio­te­ra­pia no cu­ra una en­fer­me­dad di­rec­ta­men­te, se tra­ta de una reha­bi­li­ta­ción que ayu­da a re­du­cir el tiem­po de cu­ra­ción y ace­le­rar la re­cu­pe­ra­ción fun­cio­nal. Es muy ade­cua­do en el ca­so de trau­ma y dis­ten­sión mus­cu­lar, lu­xa­cio­nes, ten­di­ni­tis, ar­tro­sis, frac­tu­ras y dis­lo­ca­cio­nes de las ar­ti­cu­la­cio­nes y la co­lum­na ver­te­bral, dis­pla­sia de la ca­de­ra, el co­do y la ro­di­lla, ne­cro­sis asép­ti­ca de la ca­be­za fe­mo­ral o des­pués de una ci­ru­gía por trau­ma. La fi­sio­te­ra­pia pa­ra ani­ma­les in­clu­ye va­rias téc­ni­cas te­ra­péu­ti­cas ma­nua­les e ins­tru­men­ta­les. Ma­so­te­ra­pia: es la ma­ni­pu­la­ción de los te­ji­dos blan­dos del cuer­po, me­jo­ran­do la cir­cu­la­ción de lí­qui­dos y ayu­da a ace­le­rar la cu­ra­ción de per­so­nas ma­yo­res o con­va­le­cien­tes, pe­ro tam­bién re­sul­ta efi­caz en en­fer­me­da­des cró­ni­cas y de­ge­ne­ra­ti­vas co­mo l a ar­tro­sis, o des­pués de una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca. No hay que pa­sar por al­to su efec­to re­la­jan­te, ca­paz de con­ver­tir un pe­rro ner­vio­so o agre­si­vo en uno más tran­qui­lo y se­gu­ro. Mag­ne­to­te­ra­pia: es una for­ma de fi­sio­te­ra­pia que em­plea la ener­gía elec­tro­mag­né­ti­ca pa­ra f i nes te­ra­péu­ti­cos, uti­li­zan­do cam­pos mag­né­ti­cos de ba­ja in­ten­si­dad. Es una téc­ni­ca no in­va­si­va, sin efec­tos se­cun­da­rios y con muy po­cas con­tra­in­di­ca­cio­nes, es­pe­cial­men­te in­di­ca­do en los ca­sos en que es ne­ce­sa­rio es­ti­mu­lar la re­ge­ne­ra­ción de los te­ji­dos. Su cam­po de apli­ca­ción es la ar­tro­sis, lu­xa­cio­nes, le­sio­nes de par­tes blan­das, reu­ma­tis­mo, con­tu­sio­nes, es­guin­ces, der­ma­ti­tis, os­teo­po­ro­sis, le­sio­nes cu­tá­neas y úl­ce­ras. Ul­tra­so­no­te­ra­pia: el uso del ul­tra­so­ni­do ( vi­bra­cio­nes acús­ti­cas con una fre­cuen­cia su­pe­rior a 20 KHz) per­mi­te des­ha­cer la cal­ci­fi­ca­ción de los hue­sos y pro­mo­ver la reab­sor­ción de los de­pó­si­tos de sa­les de cal­cio. Es­tá in­di­ca­da en el tra­ta­mien­to de le­sio­nes de­por­ti­vas, reha­bi­li­ta­ción y te­ra­pia con­tra el do­lor. Ter­mo­te­ra­pia: es una téc­ni­ca de reha­bi­li­ta­ción que con­sis­te en apli­car ca­lor y frío. El frío es­tá in­di­ca­do en le­sio­nes muscu­loes­que­lé­ti­cas agu­das; el ca­lor pa­ra au­men­tar el flu­jo san­guí­neo, dis­mi­nu­yen­do el do­lor y ob­te­nien­do re­la­ja­ción mus­cu­lar y un au­men­to de la elas­ti­ci­dad de los te­ji­dos. Crio­te­ra­pia: es­ta es la me­jor so­lu­ción, en ca­so de trau­ma, en las pri­me­ros 24-72 ho­ras, ya que fa­vo­re­ce l a va­so­cons­tric­ción, re­du­ce el ede­ma in­fla­ma­to­rio y tie­ne un efec­to anal­gé­si­co y re­la­jan­te mus­cu­lar. Hi­dro­te­ra­pia: du­ran­te mu­cho tiem­po ha es­ta­do re­ser­va­da a la reha­bi­li­ta­ción de ca­ba­llos, pe­ro en la ac­tua­li­dad se ha ex­ten­di­do tam­bién a los pe­rros. La re­duc­ción de la gra­ve­dad ha­ce que el mo­vi­mien­to sea más na­tu­ral y me­nos es­tre­san­te pa­ra las ar­ti­cu­la­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.