No­ti­cias

In­tere­san­tes y sor­pren­den­tes

Todo Perros - - Sumario -

Sas­ha Pe­sic es el nom­bre de un ser­bio que se con­si­de­ra el “de­fen­sor de los pe­rros ca­lle­je­ros”. Gra­cias a él, cien­tos de pe­rros aban­do­na­dos tie­nen al fin a al­guien que cui­da de ellos. Pe­sic per­dió su tra­ba­jo, al igual que mu­chos de sus com­pa­trio­tas, y ha he­cho de la pro­tec­ción de los ani­ma­les aban­do­na­dos su nue­vo tra­ba­jo y tam­bién una mi­sión. Su com­pro­mi­so, gra­cias a In­ter­net, ha atraí­do la aten­ción del pú­bli­co, in­clu­so más allá de las fron­te­ras de Ser­bia. Aun­que to­do em­pe­zó por ca­sua­li­dad, cuan­do en el bos­que cer­ca de su ca­sa, Pe­sic en­con­tró cua­tro mas­co­tas aban­do­na­das. En­ton­ces des­cu­brió su pa­sión y de­ci­dió abrir un al­ber­gue pa­ra pe­rros va­ga­bun­dos en Nis, al sur del país, que aho­ra al­ber­ga al­re­de­dor de 450 pe­rros. Pe­sic rea­li­za no só­lo una ac­ti­vi­dad la­bo­ral, sino tam­bién un ser­vi­cio de in­te­rés pú­bli­co, da­do el al­to nú­me­ro de ani­ma­les aban­do­na­dos por cul­pa de la cri­sis eco­nó­mi­ca di­fí­cil. Aun­que tam­bién el al­ber­gue, ubi­ca­do en un an­ti­guo club ecues­tre, ha es­ta­do en pe­li­gro de ser gol­pea­do por el ha­cha de la cri­sis: la ad­mi­nis­tra­ción co­mu­ni­ta­ria ame­na­zó con ce­rrar el re­fu­gio pa­ra ven­der el te­rreno. De­ce­nas de mi­les de per­so­nas, sin em­bar­go, fir­ma­ron una pe­ti­ción en lí­nea mos­tran­do su so­li­da­ri­dad con Pe­sic y sus ca­si 500 ani­ma­les aco­gi­dos por él, lo que hi­zo dar mar­cha atrás a las au­to­ri­da­des de la ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.