¿Por qué no to­dos los pe­rros son ade­cua­dos pa­ra ju­gar al fris­bee?

Todo Perros - - ¿Por qué...? -

No, y cuan­do ju­ga­mos al fris­bee con nues­tras mas­co­tas de­be­mos te­ner eso en men­te. El pe­so del dis­co y la du­re­za del plás­ti­co son fun­da­men­ta­les pa­ra la pre­ser­va­ción de su sa­lud: un dis­co de­ma­sia­do pe­sa­do o di­fí­cil, de he­cho, pue­de da­ñar los dien­tes y las en­cías, mien­tras que un de­ma­sia­do sua­ve no ayu­da a pre­de­cir bien el sal­to. Los dis­cos du­ros son co­rrec­tos pe­ro he­cho con plás­ti­co lo su­fi­cien­te­men­te sua­ve, tie­ne una pro­tu­be­ran­cia cen­tral que per­mi­te una es­tan­cia más pro­lon­ga­da en el ai­re y una su­per­fi­cie ru­go­sa que per­mi­te un mejor aga­rre y es­tá dis­po­ni­ble en dos ver­sio­nes, es­tán­dar y pe­que­ño pa­ra ca­cho­rros o pe­rros pe­que­ños . Es im­por­tan­te, des­pués de ca­da se­sión de tra­ba­jo, la­var bien los bor­des, eli­mi­nan­do los tro­zos ro­tos. Eli­ja el dis­co co­rrec­to y, so­bre to­do, ten­ga siem­pre en cuen­ta evi­tar gol­pes y he­ri­das en la ca­ra y no ti­rar el dis­co de­ma­sia­do al­to, pro­que el pe­rro no po­drá co­ger­le de­pen­dien­do de su es­ta­do y edad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.