El apa­ra­to re­pro­duc­ti­vo fe­me­nino

Todo Perros - - Sumario -

El pe­rro pas­tor de Ma­rem­ma, no es nue­vo, se en­cuen­tra en­tre los me­jo­res pe­rros pa­ra el cui­da­do y pro­tec­ción de los ani­ma­les de gran­ja. No im­por­ta si se tra­ta de ove­jas o ca­bras. Pe­rro fuer­te, va­lien­te e in­do­ma­ble, no tie­ne mie­do a na­da pe­ro tam­bién es in­te­li­gen­te y ama­ble, por lo que pue­de ser un gran com­pa­ñe­ro. La ver­sa­ti­li­dad es el se­cre­to de su éxi­to. En los Abru­zos, por ejem­plo, se uti­li­zó pa­ra pro­te­ger a los ani­ma­les de los lo­bos, en los Es­ta­dos Unidos por los co­yo­tes, en No­rue­ga por los osos. En Aus­tra­lia, sin em­bar­go, los dos ejem­pla­res de es­ta ra­za es­tán en el cen­tro de un ex­pe­ri­men­to sin pre­ce­den­tes: mon­tar guar­dia en una co­lo­nia de pin­güi­nos que es­ta­ba en pe­li­gro de ser eli­mi­na­da por los zo­rros. Es­ta es­pe­cie de pin­güi­nos es una de las más pe­que­ñas del mun­do, por lo que pue­de ser fá­cil­men­te ex­pues­ta al ata­que de los ga­tos sal­va­jes y has­ta los búhos. Pe­ro aho­ra, gra­cias a los gran­des pe­rros blan­cos, la co­lo­nia es se­gu­ra y prós­pe­ra. La his­to­ria co­men­zó cuan­do los in­ves­ti­ga­do­res que si­guie­ron a la co­lo­nia, que se es­ta­ble­ció en una is­la (Middle Is­land) de la ciu­dad de Warrnam­bool, en Aus­tra­lia del Sur, se die­ron cuen­ta de que el es­ta­ble­ci­mien­to fue des­apa­re­cien­do a cau­sa de los zo­rros que, gra­cias a la marea ba­ja, lle­ga­ban a la is­la y se co­mían los hue­vos aún no na­ci­dos. La lu­cha con­tra los zo­rros no es fá­cil, por lo tan­to, con una idea ins­pi­ra­da, fue ins­cri­to en el per­so­nal de los in­ves­ti­ga­do­res Od­ball, una Ma­rem­ma, que de in­me­dia­to se con­vir­tió en una cui­da­do­sa guar­dián de los hue­vos y crías. El re­sul­ta­do fi­nal ha lle­ga­do: la co­lo­nia ha cre­ci­do de 10 a 150 ejem­pla­res. Des­pués de 8 años Od­ball se ha re­ti­ra­do y su lu­gar ha si­do ocu­pa­do por Eudy y Tu­la, dos her­mo­sas hem­bras Ma­rem­ma. Sin em­bar­go, es­tas dos pe­rras ya es­tán em­pe­zan­do a sen­tir los efec­tos de la edad, por lo que se ha pues­to en mar­cha una cam­pa­ña de re­cau­da­ción de fon­dos, a tra­vés de un anun­cio di­fun­di­do en la red, pa­ra la com­pra y la for­ma­ción de dos nue­vos guar­dia­nes de pin­güi­nos. Se pu­so en mar­cha pa­ra re­co­lec­tar los 25.000 eu­ros ne­ce­sa­rios pa­ra com­prar los dos su­plen­tes Eudy y Tu­la, y ca­pa­ci­tar­los. En sep­tiem­bre ya se ha­bían con­se­gui­do 15.000. Si us­ted quiere ayu­dar, pue­de ha­cer­lo a tra­vés de es­ta di­rec­ción: www. po­zi­ble.com/ pro­ject/199857

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.