Ven­ta­jas y des­ven­ta­jas del em­ba­la­do

Todo Perros - - Alimentación -

En la ma­yo­ría de los ca­sos, la elec­ción de una die­ta con ali­men­tos pro­ce­sa­dos es ab­so­lu­ta­men­te prác­ti­ca y có­mo­da, so­bre to­do en una épo­ca co­mo la nues­tra, en la que de­be tra­tar de ma­xi­mi­zar el tiem­po de que se dis­po­ne, que se re­du­ce ca­da vez más. La ali­men­ta­ción pre­pa­ra­da es equi­li­bra­da, com­ple­ta y no es ne­ce­sa­rio aña­dir otros in­gre­dien­tes. Ten­ga en cuen­ta, en­ton­ces, que es­ta elec­ción fa­vo­re­ce una re­duc­ción de los residuos y có­mo los con­tro­les apli­ca­dos a la in­dus­tria de pien­sos ga­ran­ti­za­rán la ca­li­dad y la sa­lud. Por úl­ti­mo, tam­bién de­be te­ner­se en cuen­ta que, en la ac­tua­li­dad, la ga­ma de ali­men­tos que cu­bren prác­ti­ca­men­te cual­quier ali­men­to de pe­rro ne­ce­si­dad in­dus­trial, tan­to en tér­mi­nos de edad, tan­to en tér­mi­nos de con­di­cio­nes de sa­lud o ac­ti­vi­da­des. Por otra par­te, al­gu­nos pro­pie­ta­rios no les gus­ta la idea de dar a su mas­co­ta un pro­duc­to in­dus­trial, y al­gu­nos pe­rros no siem­pre re­sul­tan ser en­tu­sias­ma­dos con el ali­men­tos preen­va­sa­dos que se ofre­ce.

En el pet-shop, hoy la se­lec­ción de ali­men­tos pa­ra pe­rros es, sin du­da, dmuy gran­de. La dis­tin­ción prin­ci­pal que se pue­de ha­cer en­tre la co­mi­da exis­ten­te es en­tre se­ca y hú­me­do. Los pri­me­ros tie­nen un con­te­ni­do re­du­ci­do de agua, en for­ma de “pe­pi­tas” y es­tán he­chos en su ma­yo­ría por el dis­pa­ro en una ex­tru­so­ra, un apa­ra­to que, al tra­ba­jar a tem­pe­ra­tu­ras que lle­gan por pe­río­dos muy cortos de tiem­po 150 gra­dos cen­tí­gra­dos, per­mi­te la pre­pa­ra­ción de pe­que­ños ele­men­tos com­pri­mi­dos de for­ma pre­de­fi­ni­da, des­pués se so­me­te a la ex­pan­sión. Los ali­men­tos hú­me­dos, por otro la­do, se ca­rac­te­ri­zan por un al­to por­cen­ta­je de agua y pue­den pre­sen­tar­se co­mo go­lo­si­nas, pa­tés, mous­ses y si­mi­la­res. Su pre­pa­ra­ción con­sis­te en mez­clar y pi­car los in­gre­dien­tes, la adi­ción de la ge­la­ti­na y el se­lla­do fi­nal en la­tas, ti­nas o bol­sas. Pa­ra ser de­tec­ta­do, en­ton­ces, co­mo el pro­gre­so ha per­mi­ti­do a la pro­duc­ción y co­mer­cia­li­za­ción de la ali­men­ta­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra di­fe­ren­tes con­di­cio­nes fi­sio­ló­gi­cas del pe­rro, es de­cir, en fun­ción del ta­ma­ño o in­clu­so de ra­za, se­xo, edad, etc., sino tam­bién en pre­sen­cia de em­ba­ra­zo, pa­ra las mas­co­tas que rea­li­zan ac­ti­vi­dad fí­si­ca ex­te­nuan­te e in­clu­so pa­ra los pe­rros que su­fren de di­ver­sas en­fer­me­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.