La his­to­ria del Do­gui­llo

Todo Perros - - Sumario -

El Car­lino es tal vez la ra­za co­no­ci­da que tie­ne más nom­bres di­fe­ren­cia­dos se­gún los paí­ses: en Ita­lia Car­lino, Car­lin en Fran­cia, en Es­pa­ña Do­gui­llo, Mops­hond en los Paí­ses Ba­jos, y Mops en Ale­ma­nia. So­bre el ori­gen del in­glés exis­ten di­fe­ren­tes hi­pó­te­sis: al­gu­nos de­fien­den que se de­ri­va del la­tín Pug­nus, lo que in­di­ca­ría su for­ma de pun­zón, otros in­di­can que se re­fie­re a Puck, un per­so­na­je de Sha­kes­pea­re, pro­ta­go­nis­ta de El sue­ño de una no­che de ve­rano.

El tér­mino ale­mán, sin em­bar­go, in­di­ca la cara aplas­ta­da que re­cuer­da a las fre­go­nas de tra­po. En cuan­to a Ita­lia, se sa­be que el nom­bre de Car­lino per­te­ne­ce a Car­lo An­to­nio Ber­ti­naz­zi un fa­mo­so ac­tor ita­liano del si­glo XVIII. Na­ci­do en Tu­rín en 1713, a los ca­tor­ce años ini­ció su ca­rre­ra mi­li­tar, pe­ro es­ta no era pa­ra él, y em­pe­zó a gi­rar pa­ra Eu­ro­pa. Fue en Ni­za pa­ra dar cla­ses de bai­le, en­ton­ces deam­bu­ló por va­rias ciu­da­des

El ori­gen más cu­rio­so de uno de los nom­bres que tie­ne es­ta ra­za es el ita­liano.

ita­lia­nas has­ta que abrió una es­cue­la de dan­za y esg­ri­ma y, so­bre to­do, se reunió con el mun­do del tea­tro. Se tras­la­dó a Fran­cia y se ca­só con la ac­triz fran­ce­sa Fra­nçoi­se-Su­zan­ne Foul­quier. Se re­ti­ró en 1783, con éxi­to, con el pa­pel de Arlequín. Es­te per­so­na­je de la Com­me­dia del ar­te se ca­rac­te­ri­za por la más­ca­ra de ne­gro y ás­pe­ro que se ase­me­ja a la bo­ca del Do­gui­llo. Es­to hi­zo que las don­ce­llas que iban al tea­tro adop­ta­ran es­te nom­bre pa­ra lla­mar a es­tos pe­rros en ho­nor a Ber­ti­naz­zi.

Co­mo era ob­vio, la pe­cu­liar for­ma de la bo­ca de es­ta ra­za fue la que pro­vo­có que es­te pe­rro co­se­cha­ra tan­tos nom­bres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.